El presidente Mauricio Macri afirmó hoy desde Santiago del Estero que «vale mucho más pelear por encontrar las coincidencias que las diferencias», y aseguró que las obras en las provincias se hacen sin tomar en cuenta el signo político.

El mandatario viajó a la provincia norteña para inaugurar allí una planta que abastecerá de agua potable a 18 mil vecinos de tres localidades urbanas y rurales del este santiagueño.

«Estamos entendiendo que tenemos que ser un equipo de 40 millones de argentinos, que vale mucho más pelear por encontrar las coincidencias que por las diferencias», remarcó Macri.

El Presidente, además, subrayó: «Estamos dando vuelta, cambiando la historia, haciendo lo que había que hacer y desde la verdad, comprometiéndonos con obras que empiezan y terminan en las fechas establecidas».

Se trata de una planta potabilizadora y estación de bombeo del Acueducto Quimilí-Los Juríes que inauguró el jefe de Estado.

Macri recorrió la planta, ubicada en Quimilí, departamento Moreno, acompañado por la primera dama, Juliana Awada, y la gobernadora santiagueña, Claudia Abdala.

También estuvieron los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, el senador nacional Gerardo Zamora, y el intendente de Quimilí, Omar Fantoni.

«La gobernadora decía que están impresionados de que estamos cumpliendo casi todo de lo que hablamos el año pasado», señaló Macri sobre los convenios que suscribieron la Nación y la provincia para la realización de obras en Santiago.

Según Macri, «a la hora de trabajar no hay diferencias políticas entre los gobiernos de Nación, de provincias y los intendentes», porque «somos lo mismo, pensando lo mismo y ayudando a los argentinos a que tengamos oportunidades».

La traza del acueducto tiene 108 kilómetros, corre paralela a la Ruta Provincial Nº 116 y abastece a El Colorado, Pozo del Toba y Los Juríes, aunque en una futura etapa podrá alcanzar la localidad de Bandera.

Las obras, incluidas en el Plan Nacional de Agua que puso en marcha el Gobierno Nacional y que forman parte del Plan Belgrano para 10 provincias del norte del país, están finalizadas y la planta funciona de forma parcial, según se informó oficialmente.

Hasta ahora, las localidades de El Colorado y Los Juríes debían recurrir a fuentes subterráneas de agua con alto contenido de sales, arsénico y flúor, no aptas para el consumo humano.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)