Dos días después de que se desatara el voraz incendio en la textil Mafissa de Olmos, partido de La Plata, la preocupación del personal pasa por el futuro de la planta y según trascendió ya empezaron las suspensiones.

Según explicó hoy Pablo, un operario de Mafissa, la empresa tomó la decisión de suspender a más del 90 por ciento del plantel por lo menos durante 15 días. Durante ese tiempo les pagará el 70 por ciento del sueldo a los empleados de la compañía en la que trabajan unas 450 personas. «Se quemó la mitad de la fábrica, un montón de maquinarias y va a llevar su tiempo para ponerla en marcha», dijo el hombre en declaraciones a FM Cielo.

En este contexto, la Cámara La Plata Oeste (Calpo) expresó su solidaridad con la empresa por «los serios inconvenientes en la operatividad de la planta» y expresó su «preocupación por las fuentes laborales que pueden verse afectadas ante tamaño accidente de gran incidencia en la región del Oeste».

 

Fuente: dib.com.ar