Mientras esperan una nueva convocatoria para discutir salarios, el Frente de Unidad Docente (FUD) sigue adelante con su campaña de protesta por las redes sociales: tras el hashtag “Salarios de hambre”, hoy le tocó a “Alerta Educación” y “Escuelas en ruinas”.

Sin paros en agenda, los seis gremios que conforman el Frente Gremial –Suteba, FEB, Udocba, Sadop, AMET y UDA- lanzaron esta semana una campaña en las redes sociales que comenzó ayer con la viralización del tag #SalariosDeHambre y continúa hoy enfocada en el estado edilicio de las escuelas y las frases #EscuelasEnRuinas #AlertaEducacion.

Además de viralizar la consigna, los gremios convocan a que sean los propios docentes quienes retraten en las redes mediante la publicación de fotos el estado de las escuelas donde se desempeñan. Cabe recordar que a fines del año pasado, el director de Cultura y Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, aseguró a que cuando la gestión Vidal llegó al poder, hizo un censo de infraestructura, y de los 11.213 edificios escolares que hay en todo el territorio, el 80 por ciento tiene problemas de diversa índole.

Ayer, los docentes apuntaron a los salarios. En ese sentido, los gremios señalaron que “en mayo se calculó que la canasta básica para no caer en la pobreza es de $14.090” y que un maestro de grado cobra “9801,34 de salario de bolsillo”. “Desde el Frente de Unidad Docente Bonaerense le exigimos al Gobierno de Vidal que deje de mirar para otro lado”, pidieron.

En tanto, el Ejecutivo provincial respondió rápidamente a la campaña al asegurar que “los docentes de la provincia de Buenos Aires ya cobraron sumas a cuenta del aumento salarial como parte del acuerdo paritario que negocian” con los gremios. Sin embargo, el sueldo básico no se modificará hasta que se cierren las negociaciones.

 

Fuente:dib.com.ar