El Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, inauguró una la delegación que el organismo abrió en Tigre, y resaltó la importancia de este nuevo espacio ya que “muchos vecinos se van a acercar para canalizar sus reclamos frente a la vulneración de derechos”.

Durante el encuentro, que compartió con el intendente local, Julio Zamora, Lorenzino destacó que “el trabajo conjunto con los municipios es fundamental”, ya que permite “acompañar y dar una respuesta frente al reclamo que traen las personas”.

“El objetivo de la delegación es generar ese canal de comunicación y de resolución de los problemas”, planteó el Defensor del Pueblo, y agregó que “cuando asumimos, teníamos 11 oficinas funcionando, y con la apertura de la de Tigre estamos inaugurando la delegación número 34, lo que representa una manera de comprometernos con el territorio”.

La delegación, que estará a cargo de Juan Martín Crotti, funcionará en Avenida Cazón 420 de 8 a 14.

Fuente: Defensoría del Pueblo