El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, inauguró en San Pedro una nueva delegación, con el objetivo de continuar con la descentralización del organismo y así para poder acercarlo a los bonaerenses que habitan el interior de la Provincia.

Junto al intendente del municipio, Cecilio Salazar, firmó un convenio de colaboración y asistencia recíproca, y luego recorrieron la sede de la delegación ubicada en Arnaldo 150.

Durante la inauguración, Lorenzino señaló que “cuando el ciudadano sienta que un derecho está vulnerado, puede acudir a la delegación y hacer su reclamo”, a la vez que precisó que “el objetivo es trabajar en conjunto con el municipio”.

Al frente de la delegación estará Diego Solana, quien a través de un trabajo articulado con la sede central, acompañará y asesorará a los vecinos que se acerquen a la oficina.

Fuente: Defensor del Pueblo de Buenos Aires