La sesión del jueves pasado del Honorable Concejo Deliberante fue presenciada por el Intendente Gasparini y escuchada por radio por la mayoría de los empleados municipales. El tema central a tratar fue el incremento salarial en un 20% para los empleados municipales y un 40 % para los directores y delegado municipal de Carlos Beguerie.

Los concejales en sesión debatieron intensamente, hubo cruces, discusiones y una votación que despertó el enojo en los municipales. Una vez más el voto doble del Presidente del Cuerpo Deliberativo Marcos Torres puso los tantos en ventaja del oficialismo.

El incremento para todos los empleados fue apoyado por todos los concejales, la diferencia marcada por la oposición y la concejal Mabel Marcheti del oficialismo fue contra el incremento del 40% para los directores.

El concejal Granillo Fernández mencionó entre otras cosas que “A simple vista podemos ver la jerarquización que requiere cada área y la necesidad de un director que responda directamente al intendente y que se encargue justamente, de dirigir a cada operario de su sección con la responsabilidad que ello conlleva. En su carácter de jefe de la administración le corresponde al intendente la elaboración del escalafón –donde se pueden definir cargos de estructura- como así también la fijación de régimen horario, instituir bonificaciones y compensaciones, y la nómina salarial. Es en ese sentido que se elabora este proyecto de ordenanza”.

Granillo Fernández indicó que “los directores tienen una función y una responsabilidad que no se ve reflejada en su salario actual. Si bien tienen un básico algo superior al resto de los empleados dependientes de sus áreas, no debemos olvidar que no reciben bonificaciones por horas extras ni presentismo. Al comparar mes a mes lo que percibe un empleado normal y un director, nos damos cuenta que muchos dependientes reciben una remuneración mayor, que quienes cuentan con cargos jerarquizados”.

La diferencia de criterios la marcó Mabel Marchetti de Marcos Torres, la primera dijo que “apoyo el 20% de aumento a todos los empleados de la municipalidad, no estoy en total de acuerdo del incremento del 43% de los directores y delegado de Beguerie. Seguro que se merecen esto y mucho mas, por la responsabilidad que tienen, pero aquel obrero que sale todos los días a las seis de la mañana a trabajar tiene el mismo derecho que un director”.

A diferencia de ella Torres señaló que “los directores están al servicio las 24 horas, y muchos los fines de semanas, son los que más trabajan. Entiendo que acá debemos sincerar un salario básico para los directores y que el ejecutivo brinde los aumentos que considere”.

  La postura del bloque UDESO fue diferente, proponiendo ideas respecto a la forma de incremento salarial para los directores de las áreas municipales, el concejal Martini señaló en otras palabras que “nosotros estamos de acuerdo con el aumento del 20% a los municipales, pero respecto a los directores creemos que se debía incrementar teniendo en cuenta puntos como el esfuerzo, algunos de ellos trabajan los fines de semana, otros no, cierto es el tema de los títulos, hay municipios que reconocen en todo el personal municipal y directivo el estudio cursado, en fin, debía aprobarse el aumento al empleado y luego analizar por separado el aumento a los directores”.

La votación:

El despacho de comisión aprobado por la mayoría responde al texto que fija el incremento salarial del 40% para Directores y del 20% para empleados municipales.

Fue votado por los concejales Nicolás Granillo Fernández, Stella Belardinelli y René Lucesoli del Frente Para la Victoria, Marcos Porcel de Peralta del Partido Justicialista y el voto doble de Marcos Torres de Unión Pro. El resto de los concejales votó en contra, marcando la diferencia antes mencionada, no estando de acuerdo con el aumento a directores. Por la negativa votaron los concejales Mabel Marchetti, Graciela Badde, Javier Álvarez, Fernando Martini y Miguel Zampelunghe.

La palabra de los municipales:

El viernes a la mañana, después de haber escuchado la sesión del jueves por la noche, hubo municipales  que  manifestaron que “esta vez” sí se sumarían a una jornada de paro. Con el correr de los días, la intención de realizar un paro fue pasando, pero sí, hubo municipales que alertaron con medidas a tomar las cuáles hasta cerrada esta edición no se habían confirmado.

En cuanto al motivo de enojo los municipales advirtieron que “no les parece significativo el aumento y la molestia es que aumenten a la vez tanto a los municipales como a los directores”. Dijeron que “muchas veces nos sentimos manoseados por la situación política, nos molestó mucho la forma en la que hablaron los concejales oficialistas en el concejo porque los sueldos que tenemos son una miseria”.

Fuente:el semanario38