El diputado justicialista Ricardo Lissalde pidió al gobierno nacional que evalue la posibilidad de suspender las retenciones a la producción agropecuaria para aquellos pequeños y medianos productores afectados por la sequía y que implemente el Fondo Nacional para la Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios previsto en la ley 26.509.
En proyectos presentados en la cámara de diputados bonaerense también solicitó que se convoque en forma inmediata a la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios y que la Comisión provincial analice la situación provocada por la sequía en los distritos de la Séptima Sección Electoral –a la que el legislador representa-   y proceda a declarar la emergencia agropecuaria en los cuarteles que corresponda.
El diputado integrante del bloque Alternativa Peronista expresó que: “desde el gobierno nacional se ha pedido bajar el dramatismo de la situación, evidenciando un desconocimiento de la realidad por la que atraviesan muchos productores y sus familias. Ha llegado el momento de ayudar al campo y retribuir en parte todo lo que éste aporta a las arcas del tesoro nacional”.
“El gobierno nacional –agregó Lissalde- debe poner en práctica el Fondo creado por ley con lo que se destinaría parte de lo recaudado por retenciones para ayudar a los productores, tal como lo han solicitado las entidades gremiales del sector. “
“Pero se debe tener en cuenta que la mejor ayuda es reducir ese tributo, porque además no resulta justo ni equitativo que aquellos productores que trabajan en menor escala sigan pagando el 35% de retenciones a la soja al igual que un pool de siembra”, concluyó el legislador.