“Es nuestra forma de hacer política”, dijo el presidente del bloque de senadores provinciales por Cambiemos, Roberto Costa. También participarán de manera optativa secretarios y asesores.

Por FACUNDO COTTET para Letra P

La Legislatura de la provincia de Buenos Aires se metió de lleno en el conflicto que el gobierno de María Eugenia Vidal mantiene con los gremios docentes y su estrategia de desgaste hacia las cabezas sindicales. En medio de todo este contexto, se conoció que los senadores del bloque de Cambiemos se sumarán al voluntariado docente. De esta manera, el plan ideado por el Ejecutivo y titulado “Mi parte por la educación” replicó sin en el senado provincial: el oficialismo, al servicio.

El presidente del bloque de Cambiemos en la Cámara alta, Roberto Costa, remarcó que, junto al resto de los legisladores de su bancada, asesores y secretarios, se sumarán al plan que dará apoyo escolar por fuera de las escuelas los fines de semana. No ocuparán aulas. Es que, pese al intento -primero en las redes sociales a través presuntos ciudadanos independientes, y luego analizado por la propia gestión- de suplantar a los maestros con voluntarios con el fin de menguar los daños de un paro y debilitar la embestida docente, se supo que solo pueden pararse frente a una clase quienes estén habilitados por títulos competentes, según lo establece el estatuto docente, regido bajo la ley provincial 10579. La gobernadora tuvo que encargarse de aclarar el punto: descartó utilizar voluntarios en las escuelas y limitó su eventual tarea a comedores, clubes y otras instituciones de bien público.

“Vamos a seguir estando en cada barrio, en cada club donde un chico necesite que le demos una mano”, dijo Costa, para explicar su presencia y la de sus compañeros de bloque en los lugares donde el voluntariado se lleve adelante. El plan legislativo también alcanza a los asesores y secretarios de los senadores, pero, para ellos, la participación será opcional.

Costa defendió la decisión que tomaron en el bloque. “Es nuestra forma de hacer política. Estamos siempre cerca de los vecinos, recorremos toda la Provincia y gestionamos en base a las necesidades de la gente”, detalló.

Este miércoles, Vidal repasó durante buena parte de su discurso frente a la Asamblea Legislativa el conflicto que mantiene con los gremios. Allí, frente a la cámaras de televisión, decidió, por un lado, correr del eje a los gremialistas, hablarles a los maestros y decirles que ella también cree que merecen un salario mejor; pero que lo ofrecido –primero una suba salarial del 18% en cuatro cuotas de 4,5% y atada a la cláusula gatillo para combatir la inflación y luego, un segundo ofrecimiento sin piso – es lo mejor que podía ofrecerle.

“Porque hablé con los docentes, porque los escuché y los conozco, sé que su reclamo es justo, y que están preocupados por la situación de sus escuelas”, soltaba Vidal el miércoles último. La frase fue horas después de la amenaza que había recibido el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, advirtiéndole que si no cerraba la paritaria uno de sus hijos iba a aparecer muerto y luego también de que el propio Mauricio Macri dijiera –en cadena nacional y frente a la Asamblea Legislativa-: “No creo que Baradel necesite que nadie lo cuide”.

Costa, por su parte, cuestionó a quienes “intentan instalar en la ciudadanía que estamos en contra de los docentes”. El senador recordó que “en un año elevamos las penas para quienes los agreden, comenzamos a instalar el boleto estudiantil gratuito, impulsamos la Reforma Educativa en la Provincia y aumentamos el aporte destinado a los comedores escolares”.

En la apertura de sesiones, Vidal volvió a confrontar con los gremios siguiendo la línea que venían exponiendo el tridente de ministros Marcelo Villegas (Trabajo) y Hernán Lacunza (Economía) y el director general de Cultural y Educación, Alejandro Finnochiaro. “A los dirigentes gremiales les digo, con humildad y respeto, que el camino que eligieron hace unos días no es el mejor. No es fácil sostener un diálogo cuando la intencionalidad de algunos no es clara”, advertía la mandataria.

Este viernes, los gremios docentes volverán a reunirse con el Gobierno. No hay garantías de un acuerdo y el paro nacional dispuesto por la Ctera para el lunes y el martes sigue firme.