navidad

Después de siete años de balance positivo en las ventas navideñas, Argentina cerró 2016 con una caída del 2,1% y largas filas en los pasos fronterizos para comprar en Chile y Paraguay. Son algunas de las principales conclusiones a las que llegó la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) en su tradicional informe de fin de año, donde sin embargo habló de un público “más activo” que a lo largo del año gracias a ciertas facilidades para el bolsillo.

Las ventas navideñas de los comercios minoristas, medidas en cantidades, cayeron 2,1% respecto a igual fecha del año anterior. Esta cifra marca un punto de inflexión: la última caída interanual se había verificado en 2008 (-7,8%), según el relevamiento citado.

De los 12 principales rubros que componen la canasta navideña relevados, 8 finalizaron en baja y 4 en alza. Los únicos sectores que crecieron en ventas fueron “Juguetería, librerías y rodados” (4,8%); “Consolas, videojuegos, accesorios e informática” (2%); “Bazares y regalos” (0,5%) y “Perfumería” (0,8%).

Para la CAME, “a pesar de la caída, para muchos comercios el resultado fue mejor de lo esperado. Es que si bien se vendió menos que en la navidad 2015, se pudo ver un público más activo en consumo de lo que estuvo a lo largo del año, cuando la pérdida de poder adquisitivo afectó las posibilidades de gasto familiar”.

La entidad de Osvaldo Cornide enumeró: “La exención de Ganancias en el aguinaldo, el bono compensatorio a jubilados, el plus salarial asignado por el sector privado, el Ahora 18, el Ahora 12 y los acuerdos CAME-ATACyC para dar 12 cuotas sin interés, fueron todas medidas que ayudaron a reactivar la venta navideña”. Y consideró que “si bien no alcanzó para superar los guarismos del 2015, permitió darle liquidez y movimiento al comercio en la fecha más esperada del año”.

Esta Navidad, el gasto promedio de compra se ubicó en 530 pesos, un 23,2% superior al gasto de compra de 2015. “Con una inflación anual que promedió el 40-43 por ciento, queda en evidencia que la venta en esta oportunidad obligó a muchos comercios a bajar precios y ceder rentabilidad a cambio de obtener liquidez y captar demanda”, señaló la CAME.

El relevamiento arrojó que este año los resultados de ventas “fueron más dispares que en otras oportunidades” ya que “mientras en diversas localidades de Tucumán, San Juan, Santa Fe y provincia de Buenos Aires se reportaron niveles similares o mejoras en las ventas frente a la navidad pasada, en ciudades de Misiones, Corrientes, Salta, Mendoza, Tierra del Fuego o Chaco, entre otras, hubo caídas importantes”.

“Las regiones más complicadas fueron las fronterizas a países como Chile, Paraguay o Brasil. En Mendoza, por ejemplo, se estima que este fin de semana pasaron entre 22 y 25 mil mendocinos (10 mil más que en un fin de semana habitual) a comprar juguetes e indumentaria a Chile. Lo mismo sucedió en Misiones, donde hubo colas de 4 a 6 horas para cruzar a comprar a Paraguay”, remarcó.