terapia cerradaLa ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, participó , junto al intendente de General Rodríguez, Darío Kubar, de la reapertura de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del hospital “Vicente López y Planes”, en el marco de la celebración del centenario de ese centro de salud, fundado el 3 de mayo de 1916.

La UCIP había sido cerrada en 2014 y se dispuso reabrir el servicio a partir de la asunción de las nuevas autoridades en la Provincia, la región sanitaria VII, el municipio y el hospital.

Se realizaron obras de refacción y se incorporaron 25 profesionales (10 en guardia y 15 en enfermería) que permitieron poner en funcionamiento el área. Además, se aumentaron las unidades de internación, que pasaron de 4 a 6 y se incorporaron 2 respiradores y los insumos necesarios.

“Venimos a ofrecer básicamente dos cosas: el agradecimiento a todos ustedes y en particular a las autoridades del hospital y del municipio, que han demostrado en estos cuatro meses que se va a llegar muy lejos en relación a los resultados que se pretende para este hospital y para la comunidad. También ofrecerles la palabra de la Gobernadora y la mía, para que cada uno de los años que dure esta gestión vengamos a este hospital a ver mejoras en todos los espacios”, dijo Ortiz durante el concurrido acto del que participaron no solo los trabajadores del hospital sino también referentes de instituciones y fuerzas vivas de la comunidad.

Además, la ministra se refirió al estado actual del hospital, y adelantó que luego de la puesta en marcha de la UCIP, se priorizará la realización de obras de infraestructura en el pabellón Atucha, la refacción en quirófanos, terapia intensiva, salas de internación, escaleras y ascensores.

Refuncionalización de la UPA

Por último, en cuanto a la Unidad de Pronta Atención que se había comenzado a construir en el predio del hospital durante la gestión anterior y cuyas obras quedaron paralizadas, Ortiz anticipó que «se está evaluando la refuncionalización de ese espacio junto con las autoridades municipales, para aprovechar lo construido hasta el momento”.

Del acto participaron los directores provinciales de Hospitales, Leonardo Busso; el director de la Región VII, Nazareno Pernia; y los directores del hospital, Carlos Marino (Ejecutivo), Andrea Barbagelata, Carlos Alexandre, Miguel Fradusco (Asociados) y Leandro Lalim (Administrativo Contable).

Por el municipio estuvieron presentes el secretario de Salud, Alberto Campos Carles; y los directores sanitarios, Emmanuel Cardozo, Silvia Blanco y Jimena Rodríguez, entre otras autoridades.

Hospital Centenario

El primer nombre del hospital fue “Sanatorio de Llanura Vicente López y Planes”, fundado el 3 de mayo de 1916 como monoclínico en la especialidad de Tisiología. El nosocomio fue creado para la atención de pacientes que padecieran Tuberculosis y sostenido por las Damas de Beneficencia de la Capital Federal.

Administrativamente pasó a depender del Estado Nacional durante el primer gobierno del General Juan Domingo Perón, siendo ministro de Salud el Dr. Ramón Carrillo.

Esta institución llegó a ser centro de referencia y derivación para todo el país por su alta calidad en el diagnóstico y tratamiento de la Tuberculosis: durante los siglos XIX y XX se consideraba, acertadamente, que una buena oxigenación favorecía la cura de esta enfermedad. Se comprende, entonces, la particular arquitectura del nosocomio, constituida por grandes pabellones separados entre sí y rodeados de grandes parques arbolados. La superficie de edificación y parque sumaban un total de 150 hectáreas.

La parquización fue diseñada y realizada por el Ingeniero Carlos Thays, quien también diseñó los bosques de Palermo y el Jardín Botánico, entre muchas otras obras importantes en nuestro país.

Fue recién en la década del ’70 que se inicia la apertura a hospital general polivalente. En 1976 comenzaron a funcionar las primeras guardias médicas de especialidades básicas y en 1979 pasó de la órbita nacional a depender del Estado provincial, siendo entonces un efector zonal. En 1992 fue recategorizado y denominado como lo conocemos hoy en día: Hospital Interzonal de Agudos “Vicente López y Planes”.

En la actualidad, este centro asistencial es uno de los principales efectores de salud del distrito junto al hospital nacional Baldomero Sommer. Cuenta con 350 camas de internación, 3 ambulancias para derivaciones y traslados, centro de vacunación, 9 quirófanos que realizan un promedio anual de 5.000 cirugías y consultorios externos para la atención de todas las especialidades médicas que, junto a las guardias, atienden un promedio anual de 300.000 consultas.

Además, registra anualmente 3.000 partos y 130.000 egresos, y posee un servicio de diagnóstico por imágenes con equipos de Rayos X y ecógrafos propios, y tomógrafo y resonador tercerizados.