Ayer al mediodía concluyó en la delegación local del Ministerio de Trabajo la audiencia de partes entre el Departamento Ejecutivo y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales del Partido de Azul (SOEMPA).

Por el Municipio estaban el secretario de Gobierno Héctor Bolpe y el subsecretario de Legal y Técnica Emanuel Barrionuevo, por parte del SOEMPA concurrieron su secretario General Ruben Rodríguez acompañado por algunos trabajadores y por el Ministerio, participó el moderador Ricardo Cataldo.

Después de un debate que se dio en un clima de diálogo coridal se firmó el acta de la audiencia sin que se arribara a un acuerdo de las partes, ya que a pesar de la intención del Ejecutivo de resolver el conflicto, desde el SOEMPA no se aceptó la propuesta –que había sido avalada por el Ministerio de Trabajo- y no se levantará el acampe que actualmente el sindicato realiza en el sector de ingreso a la Municipalidad.

Los funcionarios municipales habían propuesto que se retome el diálogo y que se desista del acampe para continuar la negociación por la cuestión salarial a partir del 10 de febrero, fecha en la que el Ejecutivo se comprometía a realizar una oferta concreta y que contemple los requerimientos de los otros sindicatos. Sin embargo, el SOEMPA no aceptó estos términos de acuerdo y continúa con las acciones.

Consultado Héctor Bolpe acerca de la audiencia, el Secretario manifestó que “el Municipio mantuvo su predisposición al diálogo;  esto se confirma a través de la concurrencia a la instancia del Ministerio de Trabajo y también dándole certeza al sindicato de la fecha en la que se hará una propuesta que es el 10 de febrero”.

Más adelante, detalló que “el diálogo sigue y las partes en cierta medida van a tratar de mantener la paz social y no agravar la situación actual”.

“Lo que se le pidió al SOEMPA es que levantara el acampe para facilitar en un contexto de normalidad el acceso a una mejor convivencia con el Departamento Ejecutivo, no obstante eso la voluntad de diálogo sigue existiendo”-concluyó el funcionario.

Por su parte Rodríguez explicó el por qué de la  postura de los trabajadores  que están reclamando una recomposición salarial del 30%. En este sentido agradeció la propuesta pero marcó que no podían garantizar lo que estaban pidiendo, en lo referente al levantamiento del acampe. Además, dejó sentado que lo que estaba proponiendo el Ejecutivo no cubría las expectativas de los empleados comunales, más teniendo en cuenta que no sólo no estaban adelantando un porcentaje de incremento sino que tampoco garantizaban que el aumento sería retroactivo a enero.

«Vamos a seguir como estamos», dijo, y explicó que los propios trabajadores fueron los que decidieron la instalación de las carpas en el veredón a modo de protesta. «El personal supera al dirigente», subrayó.
Luego de que las partes dejaran sentadas sus posturas, se dio por cerrada la audiencia, aunque no así la posibilidad de avanzar en un acuerdo con el correr de los días, según se desprende del acta que firmaron todos los presentes.