Este martes, la Mesa Agropecuaria bonaerense se reunirá en Bolívar para debatir con dirigentes y productores los efectos de las lluvias en la región.

 Ante la falta de una declaración formal de la emergencia agropecuaria para diferir el pago de impuestos, las partes que forman la Mesa reclamarán a la Provincia soluciones urgentes. Según los dirigentes, la medida de emergencia fue resuelta pero no está vigente por falta de firma de los decretos del Gobernador.

 Entre pérdidas de cosecha y ganado, además de evacuados y anegamientos de caminos, las intensas lluvias que derivaron en inundaciones afectaron el centro, oeste y sudoeste de Buenos Aires. Se estima que 11 millones de hectáreas se vieron afectadas y las pérdidas rondan los 4.500 millones de pesos.

 El agua de los campos de más de una decena de distritos comenzó a escurrir hacia los arroyos, lo que da señales de alivio aunque los intendentes reconocen que la situación es complicada.

 El lunes, el gobernador Daniel Scioli aseguró que los reclamos de los productores agropecuarios afectados por las lluvias serán atendidos uno por uno y comunicó que no se cobrarán impuestos a los productores agropecuarios cuyos campos se encuentren “totalmente inundados”, al tiempo que se refirió a los trabajos en materia de infraestructura para evitar futuras complicaciones.

foto: la nación