El intendente José Manuel Inza acompañado por su equipo de gobierno y concejales del Frente para la Victoria presentó esta mañana el informe del estado financiero y económico de la comuna para lo cual se tomó el período 2005-2011 ya que en aquel año el municipio adhirió a la Reforma Administrativa Financiera en el Ámbito Municipal utilizado por todas las comunas de la provincia de Buenos Aires.

En principio el jefe comunal consignó que los datos presentados y recopilados durante la transición se extienden al 30 de enero de 2012.

Se trata de responsabilidades de la gestión anterior y nosotros vinimos a hacernos cargos con una nueva forma de trabajo y queremos separar las cuestiones de la manera que corresponde”, especificó.

Al comenzar su alocución relató que en el año 2005 la coparticipación provincial ascendía a $ 20.659.573 siendo en el 2011 de $ 90.776.256 lo que implicó un incremento del 339% como recurso de libre disponibilidad de origen provincial. En cuanto a las disponibilidades, que es el dinero que posee el municipio en la cuenta corriente para afrontar la deuda flotante en el 2005 era de $ 2.563.795, y en el año 2011 se incrementó a 5 millones de pesos. Esta diferencia se incrementa aún más si se considera que de esos 5 millones de pesos, está incluido el ATP de 1,5 millones otorgado por la Provincia a partir de las gestiones realizadas por el Intendente Inza a fines del año pasado.

Asimismo informó que la deuda flotante que era de $ 5.063.583 en el 2005 asciende en la actualidad a $ 27.228.617, lo que implica un incremento de 438%. Como consecuencia de estos desajustes financieros se incrementó el déficit fiscal en 789% siendo de $ 2.499.788  en el 2005 a $22.228.617 en el 2011.

Esto números son oficiales, están todas las planillas disponibles para consultar. Son datos muy elocuentes sobre el devenir económico financiero del municipio y cuáles son las dificultades con las que nos deberemos enfrentar en nuestra gestión. Para eso estamos, vinimos para hacernos cargo, pero queremos mostrar esta situación real hoy”, destacó.

Respecto a la evolución de la deuda flotante señaló que el incremento promedio anual entre 2005 y 2010 apenas superaba los 2 millones de pesos pero sólo en el año 2011 se incrementó en casi 10 millones de pesos.

“Del 2005 al 2010 la deuda se fue incrementando de forma gradual, la gestión anterior lo planteaba como una deuda “manejable”, pero de 5 millones en el 2005 esa deuda “manejable” ya había ido subiendo hasta que a finales 2010 estaba en 17,8 millones, y en el 2011, año electoral donde hubo una serie de movimientos en la ciudad muy llamativos, esa deuda subió de esos 17,8 millones a 27,2 millones de pesos. Esto grafica la manera desmesurada que tuvo de incremento esa deuda flotante en el año 2011”, remarcó.

En cuanto a la conformación de la deuda flotante especificó que esos $27.228.617 se conformaron a través de la presentación de facturas y certificaciones de obras y servicios de proveedores prestados durante el año 2011.

En tal sentido Inza aclaró que “al momento del acta de trasmisión el 7 de diciembre el ex intendente Duclós anuncio una deuda reconocida de casi 10 millones de pesos con una posible proyección de 15 millones como máximo. Cuando nosotros empezamos a trabajar sobre los datos y a recibir la documentación por parte de los acreedores durante el mes de diciembre, el reconocimiento de deuda que hicimos ascendió a más de 9 millones pesos, un 36% más. Luego, durante el mes de enero donde continuaron cayendo una cantidad de compromisos de pago inmediato, esa deuda se incrementó en $7.930.000 más. De la deuda reconocida por la administración del ex intendente Duclós corresponde solamente el 35% del total. Esta era la punta del iceberg al día de la trasmisión del mando, el resto no fue informado en su momento”.

En otro orden relató que la evolución del déficit fiscal municipal indica que de $2.499.788 (año 2005) asciende en la actualidad a más de $22.000.000 (año 2011), lo que representa un 789% más como consecuencia del incremento desmesurado de la deuda flotante y el bajo nivel de disponibilidades en el banco para afrontar ese pasivo.

Asimismo relató que al 31 de diciembre de 2005 las disponibilidades en banco eran por más de 2 millones de pesos y cubría el 51% de la deuda flotante exigible a dicho momento. Por el contrario al 31 de diciembre de 2011 las disponibilidades solo cubren el 18% de dicho pasivo, sin considerar el ATP (Aporte del Tesoro Provincial) gestionado ante el Gobierno Provincial en diciembre de 2011. Por tal razón ese porcentaje de cobertura para el pago de deuda rondaría tan solo el 13%.