El organismo que conduce Guido Lorenzino busca que el Congreso avance con una ley a favor de esta categoría que apunte, entre otras cosas, a frenar la violencia animal.

“Actualmente, la legislación reconoce a los animales como cosas, que por definición están disponibles y atadas a lo que quiera hacer de ellas su propietario. Hay varios proyectos para modificar esta normativa, por lo que pedimos que se logren acuerdos para cambiar esta mirada”, expresó el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

Con una resolución, el organismo exigió a las cámaras legislativas nacionales que se tengan en cuenta las nuevas miradas que buscan preservar el medioambiente, los bienes naturales, otras especies y la diversidad cultural.

“Hoy están en debate nuevas categorías. La noción de persona no humana permite introducir la idea de sentimiento pero también una instancia de personalidad, que no refiere a la humana sino a la jurídica, y que se reconoce a quienes gozan de dicho estatus la posibilidad de poseer derechos”, agregó Lorenzino.

En esa línea, la Defensoría expresó la necesidad de que la ley hable de violencia animal, y que se considere como víctimas a quienes la padecen, lo que permitirá ayudar a visibilizar lo imperioso de proponer un cambio cultural en este sentido.

“La preservación de la vida debe ser el foco indiscutible y la precondición de toda política pública tendiente al respeto de nuestro entorno. La violencia contra los animales nos lleva a aquello de lo que somos capaces de hacer cuando no hay legislación ni respeto por el otro, cuando no existen derechos”, finalizó el Defensor del Pueblo.

Fuente: Defensoría del Pueblo