La Defensoría del Pueblo bonaerense manifestó su preocupación ante la decisión del Ministerio de Defensa de la Nación de reimplantar la instrucción en el uso de armas letales a los alumnos de tercero a sexto año de los liceos.

El organismo que conduce Guido Lorenzino consideró un retroceso que adolescentes de entre 14 y 17 años reciban instrucción con carabinas calibre .22, luego de que la cartera que encabeza Oscar Aguad dejara sin efecto el Plan de Liceos 2010, que resguardaba a los estudiantes de este tipo de enseñanza, una decisión que en su momento había obtenido el reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

“Es una medida que genera preocupación porque afecta a niños, niñas y adolescentes protegidos por los tratados internacionales e integrantes de un establecimiento educativo cuya función principal es formar civiles que luego podrían integrar la reserva que podría o no ser continuada en carreras militares”, sostuvo el Defensor del Pueblo adjunto, Walter Martello.

En esa línea, recordó que “la decisión del gobierno nacional va en contra de la sugerencia de la ONU para que el Estado prosiga sus esfuerzos de reforma de las academias militares, coordinando sus planes de estudio con el ministerio de Educación, y que la utilización de armas de fuego sea a partir de los 17 años, para al sólo efecto de dar cumplimiento a las condiciones de tiro”.

Fuente: Defensor del Pueblo de Buenos Aires