Bajo la consigna de definir, articular y poner en marcha un abanico de políticas públicas que apunten a visibilizar y enfrentar la problemática del acoso escolar, el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Usuarios de Servicios de Salud de la Provincia, Marcelo Honores, mantuvo un encuentro de trabajo con el vicepresidente primero del Consejo General de Cultura y Educación de la Provincia, Diego Martínez, a quien le planteó la necesidad de “ocuparse en forma temprana del tema, porque la prevención es la herramienta fundamental para ayudar a los chicos frente a este flagelo”.

Honores sostuvo que “el hostigamiento entre niños y jóvenes no es más que la reproducción de importantes problemáticas sociales adultas”, y dijo que “preocuparse por la información escandalosa es llegar tarde”, mientras que toda acción que apunte a “ocuparse tempranamente del tema, resulta útil”.

En esa línea, argumentó que cualquier estrategia que se proponga desterrar este inquietante fenómeno debe contar “con el firme compromiso de la familia, la escuela e instituciones recreacionales y deportivas, en donde debemos enseñar habilidades sociales: respeto, solidaridad, tolerancia, confianza y cooperación, de una forma real y no teórica, en el aula, en las reuniones de padres y familia, en el comedor, en casa, en los festejos, en los deportes, en las salidas, en las casas de los amigos”.

“El aprendizaje de habilidades sociales no sólo previene episodios de hostigamiento, prepara para la vida adulta. Seamos conscientes de que todos somos parte”, concluyó el Defensor.

El trabajo que realiza en forma cotidiana el equipo de “Conflictos en el ámbito escolar” de la Defensoría del Pueblo de la Provincia fue declarado de interés educativo por resolución 383/2016 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

Fuente: Defensoría del Pueblo de Buenos Aires