La preocupación por un procedimiento de Gendarmería en una escuela de Moreno, fue lo que manifestó la Defensoría del Pueblo bonaerense, a la vez que reclamó que se expliquen los motivos puntuales por los que se llevó adelante este accionar.

La intervención del organismo se dio a raíz de la denuncia hecha por padres, alumnos y docentes de la Escuela Media N° 16 “Juana Azurduy” de ese distrito, luego de una protesta pacífica en el establecimiento para reclamar por las malas condiciones edilicias.

Según expresaron, los efectivos de seguridad se presentaron en el lugar para forzar que se despeje la calle, pero también le tomaron los datos a los docentes y filmaron a los chicos y chicas que estaban en la manifestación.

«Esto podría atentar contra los derechos de los niños y adolescentes, por lo que es precisó que se aclaren las responsabilidades de esta situación”, sostuvo el defensor del Pueblo Adjunto General, Walter Martello, quien confirmó que se le pedirá informes a la Nación para explique esta situación.

Además, explicó que “la Defensoría elaboró un protocolo de actuación de fuerzas de seguridad en establecimientos educativos que presentaremos a las autoridades correspondientes, el cual pretendemos que se implemente a la brevedad».

Fuente: Prensa Defensoría del Pueblo de Buenos Aires