Honores y la directora de Salud de la Defensoría, Mariana Rodríguez, recorrieron el Hospital Zonal General de Agudos Dr. Enrique Erill, en la ciudad de Escobar
Recursos humanos, infraestructura, limpieza y seguridad, fueron las cuestiones centrales que monitoreó el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Salud de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Honores, al visitar las instalaciones del Hospital Zonal General de Agudos Dr. Enrique Erill, en la ciudad de Escobar.

Honores y la directora de Salud de la Defensoría, Mariana Rodríguez, recorrieron el establecimiento y mantuvieron un encuentro con sus autoridades, la directora Ejecutiva, Fernanda Biglani, y el Asociado, Eduardo Morales, en el marco del relevamiento de centros de salud que la Adjuntía viene realizando desde principios de año.

El relevamiento incluyó cuestiones vinculadas con la infraestructura, la limpieza, la seguridad, los insumos disponibles y fundamentalmente los recursos humanos, donde se puso el acento en que “la falta de profesionales genera una situación crítica”, sobre todo en el sector de Neonatología que hoy funciona con un servicio “resentido”, en el que “no se puede programar por la falta de médicos de la especialidad”.

Por otra parte, Honores y Rodríguez relevaron el servicio social, el funcionamiento de la oficina de “Incluir Salud”; la adaptación del Hospital al nuevo paradigma en salud mental y su adecuación a la Ley de Obesidad.

“Garantizar el acceso de la gente a los servicios de salud, es el objetivo principal del relevamiento de hospitales que estamos realizando desde la Defensoría”, concluyó Honores.
Fuente: Defensoría del Pueblo