El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, destacó el fallo de la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social, que obliga al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a devolver las pensiones por discapacidad suspendidas en 2016 a casi 50.000 personas. Lorenzino recordó, además, que el organismo provincial se había presentado ante la Justicia para que se otorguen pensiones denegadas por mora administrativa en casos particulares.

“El fallo reconoce los derechos de las familias perjudicadas y está en línea con los que nosotros planteamos en su momento, referido a la vulneración de derechos que significaba la medida», indicó Lorenzino.

Desde 2017, la Defensoría del Pueblo ha presentado una serie de recursos de amparo por mora administrativa, para que la Agencia Nacional de Discapacidad, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, otorgue pensiones a personas con discapacidad cuyas solicitudes estaban sin respuesta. En todos los casos la Justicia hizo lugar a las presentaciones del organismo y finalmente el Estado concedió las pensiones solicitadas.

Los casos que la Defensoría presentó individualmente habían llegado a la institución a través de sus delegaciones en toda la Provincia. Se trata de personas discapacitadas o familiares, cuyos pedidos ante el Ministerio de Desarrollo Social permanecían sin avances por meses e incluso por más de un año.

“La decisión de la Justicia es un respaldo a las gestiones que realizamos por este tema y reafirma nuestra decisión de continuar con las presentaciones correspondientes para garantizar que se respeten los derechos de las personas con discapacidad», explicó Lorenzino.

Fuente: Defensoría del Pueblo https://www.defensorba.org.ar