La Defensoría del Pueblo bonaerense participó de la audiencia pública donde se analizó el aumento de la tarifa del servicio de agua y cloacas para la zona de concesión de Aysa, donde manifestó su preocupación ante los reclamos por la tarifa del agua y exigió que se garantice la prestación para todos los usuarios.
Así lo manifestó el secretario de Obras y Servicios públicos del organismo, Jorge Ruesga, quien durante el encuentro que tuvo lugar en el Centro Metropolitano de Diseño del barrio porteño de Barracas, criticó que “se autoriza un nuevo aumento en las tarifas sin analizar antes las condiciones efectivas de la prestación”.
“El Estado nacional no efectuó el aporte que se había comprometido a realizar para sostener la tarifa social, por lo tanto los usuarios, vía subsidios cruzados, terminaron haciéndose cargo del aumento”, y mencionó que “el incremento es  más del 26 por ciento anual, y consideramos que los vecinos no pueden afrontar más aumentos, porque no es solo del agua, sino también de la luz, del gas, y el sueldo es  uno solo”, agregó.
En esa línea, el funcionario también hizo hincapié en la asequibilidad, es decir, en “la importancia de que el acceso al agua y los servicios e instalaciones de agua deban estar al alcance de todos”. Además, remarcó que los costos y cargos directos e indirectos asociados con el abastecimiento de agua deben ser accesibles y no deben comprometer ni poner en peligro el ejercicio de otros derechos, puntualizó.
Finalmente, Ruesga volvió a sentar  la postura de la Defensoría respecto a la necesidad de que las audiencias públicas para fijar nuevas tarifas en los servicios públicos sean vinculantes y no un mero trámite administrativo.
Fuente: Defensor del Pueblo de Buenos Aires