El organismo desplegó stands en La Plata y en las diferentes ciudades donde tiene delegaciones, donde se brindó información y se tomaron reclamos.

La Defensoría del Pueblo bonaerense celebró sus 10 años con una serie de actividades en el centro de La Plata, donde funciona su sede central, como en las 42 delegaciones ubicadas en distintos puntos de la Provincia, en una jornada cuyo objetivo fue brindar información a los ciudadanos como también tomar reclamos sobre diferentes temas.

El titular del organismo, Guido Lorenzino, también recibió a quienes lo antecedieron, Carlos Bonicatto y Marcelo Honores, quienes coincidieron en resaltar la importancia de la Defensoría como un ámbito para hacer valer los derechos de los bonaerenses.

Con stands en la calle, las distintas áreas asesoraron sobre sobre servicios públicos, género, medio ambiente y salud, entre otros. Además, durante la promoción y difusión, los vecinos se acercaron para conocer qué hace el organismo y cómo pueden realizar un reclamo.

“Salimos en simultáneo en La Plata y en las 42 delegaciones que hemos inaugurado a lo largo de estos 10 años. Agradecemos a quienes formaron parte de esta propuesta y destacamos la importancia de hacer valer los derechos de los bonaerenses en el territorio”, sostuvo Lorenzino.

La Defensoría comenzó sus actividades el 25 de febrero de 2010, cuando el entonces gobernador Daniel Scioli puso en funciones al primer Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bonicatto, quien estuvo al frente del organismo hasta 2014. Luego, Marcelo Honores se desempeñó como Defensor del Pueblo a cargo hasta que la Legislatura nombró a Guido Lorenzino como nuevo titular del organismo en diciembre de 2016.

Fuente: Defensoría del Pueblo