Ayer por la tarde, se realizó el acto central por el 196° aniversario de la Declaración de la Independencia. La ceremonia fue encabezada por el intendente José Inza quien estuvo acompañado por autoridades educativas, militares, policiales y judiciales; funcionarios del Departamento Ejecutivo; concejales y representantes de entidades intermedias de la comunidad.

 Finalmente, se desarrolló el desfile institucional en Avenida Perón entre Avenida 25 de Mayo y Burgos, el cual incluyó la participación de escuelas, instituciones militares, policiales y de seguridad y agrupaciones tradicionalistas.

 En esta oportunidad el intendente señaló en su discurso “Hoy, Azul se viste con sus mejores galas para celebrar una de las fechas más importantes de la historia de nuestra patria. Hace 196 años las Provincias Unidas del Río de La Plata representadas en el Congreso de Tucumán declararon su independencia. Esta tuvo su texto definitivo el 19 de julio, cuando quedó específicamente determinado que se declaraba la Independencia de los reyes de España, y de toda otra dominación extranjera”

 “En aquella época miles de compatriotas de las más diversas condiciones sociales se levantaron en armas y lucharon por la independencia, todos unidos por una misma vocación, la vocación de libertad. En ese momento histórico fundamental prevaleció la firme voluntad de cambio de todo un pueblo, luchar unido y organizado contra la opresión y el coloniaje” manifestó Inza y agregó “Hoy la disyuntiva, en esencia, sigue siendo la misma: Liberación o dependencia. Pero los métodos de lucha son muy diferentes, tanto por parte de quienes luchamos por la liberación, como por parte de quienes apuestan a un país dependiente, en beneficio de sectores o grupos de poder minoritarios. Los unos, proponemos la defensa del sistema democrático por sobre todas las cosas; y el respeto de la institucionalidad y de los representantes ungidos por el voto popular”

 Finalmente el jefe comunal destacó “Aquí en Azul también debemos trabajar para crear las condiciones políticas, sociales y económicas que nos permitan tener total autodeterminación en nuestras decisiones. Respetar a quienes han sido elegidos por el voto popular, y trabajan con responsabilidad al servicio de todos los azuleños, sin distinción de banderías políticas. Hagámonos cargo todos del destino futuro de nuestra querida ciudad sin egoísmos ni mezquindades. Estamos convencidos de que otro Azul es posible, igual que los hombres de la independencia sabían que un país libre era posible, más allá de las dificultades y los obstáculos. Tenemos que apelar a la voluntad de crecer y desarrollarnos como una ciudad grande y moderna. No es imposible, el objetivo está al alcance de la mano, solo debemos extenderla y lo conseguiremos”.