El diputado y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó hoy que el Gobierno «no quiere discutir» el Presupuesto para el año próximo porque «son todas malas noticias, de un muy fuerte ajuste».

Según el ex ministro, la pauta oficial para 2018 contiene «algunos maquillajes contables para que no se vea dónde está el ajuste». «No lo quieren discutir porque son todas malas noticias, es un Presupuesto de un muy fuerte ajuste», dijo Kicillof a Radio 10.

Ayer, el ex ministro protagonizó un cruce con el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne, durante el debate del proyecto en el marco del plenario de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputado.

La polémica también involucró -aunque con menos tensión- al ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien participó de la presentación ante los miembros de la comisión de la cámara baja.

Kicillof sostuvo ayer que «este es un Presupuesto del ajuste y el endeudamiento, y si no se computara el blanqueo y reducciones de gastos, el déficit fiscal de este año sería del 6 por ciento del PBI», en lugar del 4,2 por ciento que tiene como meta el Gobierno.

Esta mañana el economista renovó sus críticas contra la pauta oficial y auguró que estará acompañada «de un aumento de un 50 por ciento más de aumento en algunos servicios, como en la luz, luego de un aumento que ya hubo de 900 por ciento».

«Viene también un aumento del boleto del transporte, porque prácticamente retiran los subsidios. Es un feroz ajuste y un feroz tarifazo», advirtió Kicillof.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)