Ayer en horas del mediodía, el intendente José Inza recibió a una delegación de trabajadores de la Papelera Azuleña. De la reunión participaron además, el subsecretario de Desarrollo Económico Héctor Pitluk, el presidente del Concejo Deliberante Alejandro Lozano, los concejales Martín Laborda, Cristina Croharé y Rodolfo Rancez. En representación de los trabajadores de la Papelera estaban presentes Rodolfo Acosta, Sebastián Abitante, Manuel Abitante, Elisen Pereyra, Pablo Gallo, Marcos Pizzo, Eduardo Herrera, Matías Herrera, Roberto Rígoli, Pedro Morales, Miguel Velázquez, Omar Requena y Daniel Rodríguez.

En  el encuentro, los obreros explicaron su situación actual y recordaron que desde el lunes de la semana pasada están tomando la fábrica para resguardar su fuente de trabajo.

Cabe recordar que hace cuatro meses, la empresa cerró la fábrica con el argumento de realizar un mantenimiento y que nunca se produjo su reapertura.

Finalizado el encuentro, el subsecretario de Desarrollo Económico Héctor Pitluk explicó que “el intendente Inza se mostró muy sensibilizado con la historia de una patronal poco creíble, que trabajó con falta de responsabilidad, que hace tiempo no hace aportes ni jubilación ni de sindicatos”.

El funcionario detalló que el jefe comunal se comprometió a que el Municipio colaborará en todo lo que pueda con los trabajadores. En este sentido, Inza planteó tres líneas posibles de acción: la legal, la productiva y la emergencia social.

En referencia a la primera, Inza propuso la creación de un grupo de asesoramiento legal para lo que ofreció el aporte de la Subsecretaría Legal y Técnica; desde lo productivo es necesario que la empresa se haga cargo de la situación o bien que sean los propios empleados quienes pongan a funcionar la fábrica para la cual es necesario también un análisis legal.

En cuanto a la emergencia social, teniendo en cuenta la situación de 23 familias que actualmente se encuentran desprotegidas, el Intendente anunció que se está trabajando desde Subsecretaría de Desarrollo Social y gestionando ante Provincia y Nación para un posible subsidio.

Más adelante, Pitluk destacó que “lo que los trabajadores quieren es poner las máquinas a andar y que la fábrica funcione, no confían en la empresa por las experiencias negativas que ya han tenido”.

Por último, el Subsecretario realizó un llamado “a las instituciones y sectores que puedan colaborar y contribuir para solucionar este problema de emergencia de los trabajadores”.