Intendentes kirchneristas anunciaron ayer la incorporación de empleados a la planta de sus comunas y mejoras salariales para los trabajadores, medidas que van a contramano del pacto fiscal austero que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal.

El intendente de Ensenada, Mario Secco, y su par de Avellaneda, Jorge Ferraresi, adelantaron que no se sumarán al acuerdo que propone la Provincia por el cual asistiría a las Comunas a cambio de que no hagan crecer sus plantas de empleados, entre otros requisitos económicos de ahorro.

«Junto al Sindicato Municipales, anunciamos el aumento del 25% para todos los componentes del sueldo, y el bono de fin de año de $3000 que se cobrará este mes», anunció Secco vía Twitter. Y agregó: «También pasamos a planta a 100 trabajadores y recategorizamos a otros 100».

Según el intendente «las medidas implican una inversión de $60 millones». «Lo podemos hacer porque administramos en forma correcta nuestros recursos», agregó.

Secco había adelantado que no va a «firmar el pacto fiscal» porque no «tengo déficit, ni empleados de más», y que estaba discutiendo sobre ascensos y pases a planta con el gremio local.

El jefe comunal de Ensenada apuntó contra Vidal, a quien acusó de hacer «un bloqueo» a su distrito y advirtió que el Estado provincial le debe a Ensenada 50 millones de pesos en concepto de impuestos por el Astillero Río Santiago.

El otro que va a contramano de la gobernadora es el Ferraresi, que hoy anunció la incorporación de 800 empleados para Avellaneda y el otorgamiento de aumentos del 30%.

«No vamos a firmar el pacto fiscal porque implica que no podemos incorporar más personal y nuestro municipio va a incorporar a 800 personas que se van a dedicar a hacer obra pública, servicios, una cantidad de cuestiones para mejorar lo que hacemos por los vecinos», dijo el de Avellaneda en declaraciones radiales.

Como ellos dos, el jefe comunal San Antonio de Areco, Francisco «Paco» Durañona, también se mostró contra el acuerdo que impulsa la gobernadora y dijo que «cumple con todas las previsiones del pacto fiscal, bastante antes de que existiera».
Vale recordar que son 31 (de los 135) los municipios que atraviesan situaciones financieras críticas, la mayoría de ellos oficialistas. En tanto, Moreno, gobernado por el intendente «K» Walter Festa, ya adhirió al pacto.

 

Fuente: dib.com.ar