de-la-torre

Distintas fuentes del gobierno bonaerense le dijeron a Letra P que María Eugenia Vidal «no tiene apuro» en designar al sucesor de Joaquín De la Torre. «Puede ser así hasta marzo», deslizaron.

Los cambios en el gabinete bonaerense de María Eugenia Vidal que se van a efectivizar una vez que se apruebe la reforma ministerial en la Legislatura, tienen una incógnita que no parece inquietar a la gobernadora, al menos por el momento. Con la designación de Joaquín De la Torre como futuro ministro de Gobierno en reemplazo de Federico Salvai -jefe de Gabinete-, el mando en Producción podría quedar vacante por tiempo indeterminado, ya que no hay un candidato firme para ocuparlo. «No hay apuro», le dijeron a Letra P fuentes de la gestión provincial.

A comienzos del mes de julio, Vidal había confirmado algo que se se venía tejiendo puertas adentro en la gestión: que el entonces intendente de San Miguel, De la Torre, se haría cargo del ministerio de Producción y que se crearía una secretaría de Ciencia y Tecnología para el único radical del gabinete, Jorge Elustondo. La asunción fue recién a fines de agosto, tras el receso invernal en ambas cámaras legislativas.

Ahora, tres meses después, se repite tal vez una situación similar. La gobernadora mueve al ex massista al ministerio de Gobierno para que tome un rol netamente político el año que viene y coopere con el armado de Cambiemos de cara a las elecciones, pero lo que aún no se anunció es quién lo va a reemplazar, y al parecer eso no es prioridad. «No hay apuro», repiten distintas fuentes consultadas del gobierno provincial, incrementando la incertidumbre. Se habló de que el lugar podría ir para la UCR, para un hombre de Emilio Monzó, y hasta que se dividiría el ministerio y se repartirían las distintas áreas a Agroindustria, Infraestructura y Economía. Esto último quedó descartado.

Este martes, De la Torre se reunirá con Salvai y hablarán de la transición. Allí, el actual titular de la cartera productiva comenzará a pasar en limpio temas que tienen que ver con la nueva estructura y la gente que va a llevar a calle 6. Según pudo saber este portal, los hombres que seguirían sus pasos son en principio los que él trajo de San Miguel a mitad de año, entre los que se destacan sus laderos José Richards y Patricio Hernández. Por otra parte, en principio se especula con que en las distintas subsecretarías continúen los actuales jefes.

«No va a haber un ministro hasta que se defina lo político», advirtió un allegado al gobierno bonaerense. Así, insinuó que la designación del sucesor de Joaquín podría estar ligada directamente a una futura negociación de Vidal con sectores ajenos al PRO -inclusive-, en el marco de la campaña por los comicios de medio término. Pensando en eso, noviembre y diciembre es muy pronto. «Se podría estirar hasta marzo», agregó.

«¿Cómo un ministerio tan grande y con tantas subsecretarías puede quedar sin ministro?», se preguntó un opositor. Eso es algo que, al menos hasta el momento, no pueden responder en los pasillos de Gobernación.

FUENTE: LETRA P