granados alejandroEl intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, calificó como «fría y distante» la relación que tuvo Cristina Fernánez de Kirchner con los jefes comunales y ratificó que ella «no me conduce más», luego de cuestionar el apoyo que le dio la ex mandataria al ex candidato a presidente Daniel Scioli durante la campaña electoral.

Luego de ausentarse del cónclave entre Cristina Kirchner y los intendentes peronistas bonaerenses, Granados reiteró que «ya dejé de pertenecer al Frente para la Victoria» y agregó: «Cristina conmigo perdió el liderazgo y nadie tiene que ofenderse».

En declaraciones a A24, el jefe municipal trazó una comparación entre la forma de gestionar del ex presidente Néstor Kirchner y la de Cristina Kirchner, y sentenció: «Yo a Néstor lo veía una vez por semana y a Cristina la vi una vez en cuatro años. La relación era fría y distante».

Visiblemente molesto, el histórico intendente de Ezeiza lamentó la derrota electoral del peronismo y confesó: «A mi me dolió la falta de colaboración con Daniel Scioli. Se podría haber colaborado mucho más y además fue un desastre político como se manejó lo de (Florencio) Randazzo».

En esa línea, se preguntó: «Por qué Cristina no nos llamó antes de las elecciones de la provincia de Buenos Aires. Jamás podríamos haber perdido la gobernación de la provincia pero fuimos con el peor candidato (Aníbal Fernández). Florencio hubiese sido un candidato de lujo y (Julián) Domínguez y (Diego) Bossio también», remarcó.

Sobre el liderazgo en el PJ, el dirigente del peronismo tradicional consideró que «por ahora, no hay un número uno en el Partido Justicialista. Hay muchos compañeros que pueden competir como (Juan Manuel) Urtubey, pero ahora lo que tienen que hacer es demostrar gestión».

«Los que tenemos responsabilidades institucionales nos tenemos que dedicar a gobernar y cuando nos quede un ratito para hablar de política en el PJ, ir en la sede histórica porteña de Matheu, que hoy es un edificio vacío», manifestó Granados, quien ironizó sobre el reciente espacio creado de la ex mandataria: «¿Qué es el Frente Ciudadano?».

Con respecto a su relación con el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal y el nacional de Mauricio Macri, el intendente peronista sostuvo que tiene «muy buen diálogo» con ambas gestiones de Cambiemos, y agregó: «No importa si las obras las hace el Pro o el justicialismo, la gente necesita las obras».

Granados consideró, sobre la actualidad, que «todavía hay tiempo para que este Gobierno enderece la situación que está media chueca. Ahora que se solucionó el tema de los holdouts, esperemos que lleguen las inversiones», deseó.
Asimismo, reclamó que «en forma urgente las obras públicas se pongan en marcha» al mismo tiempo que opinó que «mientras el país se endeude para hacer obras me parece bárbaro, pero para otra cosa es terrible».

Granados concluyó: «Ojala le vaya bien a la gobernadora y tenemos que apostar a que le vaya bien y dentro de cuatro años que el justicialismo vuelva a ganar las elecciones».