El flamante presidente del partido señaló que «quiero que los intendentes sean parte de las decisiones que se tomarán en la UCR nacional». Carlos Gorosito, jefe comunal de Saladillo, reconoció que «Son acertadas las declaraciones de tenernos en cuenta como uno de los puntales para el desarrollo del partido»

La UCR está en medio de un proceso que no se sabe dónde va a desembocar. El tironeo entre las distintas fracciones dentro del partido no cesa, pese a que ya se hizo la renovación de autoridades, en donde Mario Barletta resultó electo como presidente.

Durante el brindis de fin de año en la sede del Comité Nacional, Barletta sostuvo que quiere «que los intendentes sean parte de las decisiones que se tomarán en la UCR nacional».

Quien opinó sobre estas declaraciones fue el mandamás de Saladillo, Carlos Gorosito, quien afirmó que «son acertadas las declaraciones del presidente de la UCR de tener en cuenta a los intendentes como uno de los puntales para el desarrollo del partido».

«Necesita del apoyo del intendente y de los demás sectores, los intendentes no son excluyentes, es una tarea que trata el colectivo», explicó Gorosito.
En este sentido, expresó que «ha sido correcta la decisión del presidente de convocar a todos los sectores tomando como base fundamental a todos los intendentes». Sin embargo, aclaró que «al radicalismo no lo componen solamente los intendentes, sino también concejales, legisladores; un amplio espectro partidario, que algunos tienen representaciones públicas y otros no».
Por último, señaló que «todos podemos llegar a ser la renovación del partido, incluso Barletta, en la medida que haya un aggiornamiento en el pensamiento y que exista un compromiso entre las ideas y la sociedad».