El secretario de Política Económica del ministerio de Hacienda, Sebastián Galiani, pidió hoy «ser realistas» con el ritmo de reducción del gasto público y aseguró que a fin de 2017 «el crecimiento entre puntas para el año será mayor a 3%», por lo que quedará un «arrastre significativo» para 2018. El funcionario, quien criticó el modelo kirchnerista basado en el consumo, ratificó que «se espera que el crecimiento se acelere en el segundo y tercer trimestres» y reiteró que sigue observando «una economía que se recupera gradualmente y que mes a mes estará mejor».

En una entrevista exclusiva que publicó hoy el diario especializado «El Economista» y ante una pregunta sobre las críticas al Gobierno por lo «lento» que encara los deberes fiscales, Galiani expresó que «lo importante es avanzar y ser realistas con el ritmo al que es viable reducir el nivel de gasto público». Recordó que, el año pasado, «el gasto total sobre el Producto en todos los niveles de gobierno no creció mientras que el PIB se estima que cayó 2,3 por ciento» y basado en las estadísticas justificó que esa relación «siempre crece en las recesiones».

Galiani ratificó que «este año, con inflación en baja y a pesar de la suba del gasto que implica la Reparación Histórica a los jubilados, el gasto total bajará en relación al Producto». También adelantó que, para 2018, «estamos lanzando un proceso de elaboración presupuestaria que analice muy bien el gasto y su eficiencia» y recordó que, en paralelo, «estamos negociando una Ley de Responsabilidad Fiscal con las provincias, que nos permitirá mantener constante el gasto primario total en términos reales de forma de ir bajándolo más aceleradamente en relación al Producto».

El funcionario explicó que «otro acuerdo muy importante en la misma dirección es el programa de sustentabilidad de las finanzas públicas provinciales», fruto de lo que llamó una «relación madura» entre la Nación y las provincias, «clave para avanzar hacia el equilibrio fiscal y otros objetivos económicos y sociales».  También afirmó que «el Gobierno tiene un plan» y señaló que «el mismo se encuentra bastante descentralizado, lo cual aumenta las ganancias de especialización. Por supuesto, requiere una gran coordinación que asegure su consistencia», añadió.

En cuanto al rol del consumo en el crecimiento, Galiani sostuvo que tiene un «rol importante», pero «nunca es la base del crecimiento. Es al revés. Es el aumento de la riqueza lo que nos permite vivir mejor y, por tanto, aumentar el consumo». Al respecto, opinó que «la administración kirchnerista cambió la causalidad y terminamos en una economía estancada y cada vez más regulada y distorsionada».

Fuente: Agencia de Diarios y Noticias (DyN)