La ceremonia se realizó en la mañana del jueves en el acceso al flamante edificio donde funcionara la dependencia policial y contó con la presencia del Ministro de Justicia y Seguridad Dr. Ricardo Casal, el Intendente Municipal de General Alvear, Dr. Luis Alejandro Cellillo, autoridades e invitados especiales y vecinos de la ciudad.
Con la presencia del Ministro de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires Dr. Ricardo Casal quedó oficialmente inaugurada la Comisaría de la Mujer y la Familia de General Alvear.

El acto se realizó en la mañana del jueves 25 en el edificio ubicado sobre calle Althabe y asistió el Intendente Municipal Dr. Luís Alejandro Cellillo. Estuvieron presentes el Escribano General de Gobierno Esc. Alfredo Sivero, el Dip. Provincial Dr. Alejandro Armendáriz, la Pte. del Honorable Concejo Deliberante Hurí Graciela Piedrabuena, concejales, la Pte. del Consejo Escolar Prof. Carina Ibarra, consejeros escolares, la Jueza de Ejecución Penal Dr. Adriana Bianco, el Agente Fiscal Dr. Cristian Citterio, el Juez de Paz Dr. Luís Oscar Villarreal, autoridades policiales y del Servicio Penitenciario Bonaerense, funcionarios municipales, representantes de entidades intermedias y publico en general.

El Intendente Municipal manifestó en su discurso que «es un día de una profunda satisfacción para todos nosotros el hecho de poder estar inaugurando la Comisaría de la Mujer. Cuando nos hicimos cargo de esta gestión en una charla con Alfredo (Sivero) me ofreció la posibilidad de hacer la puesta en marcha de esta comisaría. Y realmente, yo que he trabajado dos décadas en contacto íntimo con las familias, con la mujer alvearense, con su problemática, con sus confesiones sabía que era un tema, una asignatura pendiente en nuestra localidad. En función de eso con el equipo de gente que me acompaña, que trabaja conmigo, tomamos la decisión política de apoyar fuertemente esa iniciativa» expresó.

Luego manifestó «realmente estar acá, en este momento, haciendo la apertura y la puesta en marcha es un paso mas en una política que nosotros acompañamos con la creación el año pasado de la mesa de violencia donde diferentes sectores judiciales, policiales, penitenciarios y municipales trabajaron en la problemática que tanto queremos erradicar de nuestra comunidad».

En la parte final agradeció al pueblo por el aporte económico volcado a la comisaría, a todos los que colaboraron y a las autoridades presentes. Previo a la lectura de la Resolución Ministerial el Intendente Cellillo le entregó un presente al Ministro Casal. Luego para referirse a la inauguración hizo uso de la palabra el funcionario provincial. El responsable máximo del área de Justicia y Seguridad catalogó a la fecha como un día importante no solo para la ciudad sino también para la provincia de Buenos Aires.

«Esta Comisaría de la Mujer, que debe llevar el numero 64 o 65, de las que hemos inaugurado desde que asumió el Gobernador Scioli representa la marca de la institucionalidad que toda ciudadanía requiere. La ciudadanía demanda con derecho cubrir sus necesidades: seguridad, justicia, salud, vivienda, obras, todo lo que las instituciones democráticas deben brindar a los vecinos de cada comunidad» dijo.

En otro momento de su discurso expresó que el resultado de la Comisaría de la Mujer fue producto del aunamiento de la provincia con el municipio «sin ningún tipo de mezquindad política porque a la ciudadanía poco le importa si somos peronistas, si somos radicales o de otro partido. La ciudadanía le importa que les resuelvan los problemas y que estén cerca de la gente».

En la parte final manifestó «hoy para Alvear este es un acto de enorme institucionalidad donde conjugan todos los poderes, todos los actores con responsabilidades políticas e institucionales en un solo objetivo que es el bien común y que es en definitiva todos aquellos que trabajamos en el estado nos debemos hacia cada uno de ustedes».

En la continuidad de la ceremonia el Ministro Casal junto al Intendente Cellillo y la Jefe de la Comisaría de la Mujer y la Familia Oficial Principal Patricia Almendros procedieron a descubrir una placa recordatoria y realizar el tradicional corte de cintas que permitió luego la recorrida por las flamantes instalaciones.