El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que en caso de que el fallo de la Corte Suprema sobre el Fondo del Conurbano afecte las cuentas de las provincias el problema se va a “solucionar en una mesa, dialogando”.

En Catamarca, el ministro nacional pidió “esperar” la decisión del máximo tribunal sobre el planteo bonaerense, y aseguró que “si esa decisión afecta de lleno las cuentas de las provincias argentinas, lo vamos a solucionar en una mesa, dialogando”.

“Es necesario esperar para ver qué decisión toma la Suprema Corte de Justicia de la Nación e independientemente de si esa decisión afecta las cuentas de los estados provinciales, lo vamos a solucionar en una mesa, dialogando, y reuniéndonos las veces que haga falta, para darle y arribar a una solución final”, sostuvo Frigerio.

El ministro nacional aseguró que “hablo con todos los gobernadores y ningún gobernador cree que el reclamo de la primera mandataria de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sea injusto, y por todo ello, creo que es conveniente esperar la decisión del supremo tribunal de justicia de la nación”.

Luego de participar junto a la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci de la entrega de viviendas en el Complejo Habitacional Valle Chico, Frigerio expresó que “en todo el país a partir de la devolución en cuotas del 15% de la coparticipación federal, todas las provincias están teniendo incrementos en la transferencia de los recursos”.

Creado en 1992 para compensar los puntos de coparticipación cedidos por Buenos Aires años antes, el Fondo del Conurbano se nutre del 10% del impuesto a las Ganancias, y forma parte de un esquema de coparticipación especial que también se compone por el Fondo de Infraestructura Básica Social, que recibe el 4% de Ganancias y excluye a Buenos Aires y Capital Federal; y un 2% destinados a Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

Con la recaudación de Ganancias proyectada en los 530 mil millones de pesos, el Fondo del Conurbano repartirá este año 53 mil millones. Sin embargo, Buenos Aires recibirá apenas 650 millones a raíz del “tope” instaurado en 1996, a través del cual se ordenó que el excedente de esa cifra se reparta entre el resto de las provincias.

 

Fuente: dib.com.ar