El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, aseguró hoy que con el traspaso del plan Progresar a la órbita de su ministerio mantiene la «lógica educativa» de brindar inclusión y asistencia a los alumnos.

«Lo que hemos hecho ha sido una redefinición de todo lo que eran becas que había dentro del gobierno nacional para pasarlos al ministerio de Educación «, manifestó Finocchiaro.

«Se mantiene la lógica educativa que considera como inclusión no solo tener al chico en la escuela sino también asistirlo y lograr que se reciba», añadió el ministro en declaraciones formuladas esta mañana a radio La Red.

El decreto 90/2018 publicado hoy en el Boletín Oficial transfiere el Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (Progresar) desde el ámbito de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) a la órbita del ministerio de Educación.

La medida establece que el programa estará destinado a los jóvenes de entre 18 y 24 años que quieran terminar sus estudios obligatorios o iniciar su educación superior.

«Las becas Progresar son para aquellas personas que más lo necesitan por lo tanto quien lo solicite en su núcleo familiar no podrá tener ingreso por más de tres salarios mínimo vital y movil», señaló Finocchiaro.

«Las becas para terminalidad primaria y secundaria que estaban en 900 pesos pasan a 1250, para carreras universitarias van de 1600 a 2300, y para las carreras en áreas estratégicas comienzan en 1800 y llegan hasta 4900», agregó.

En tal sentido puntualizó que se exige un compromiso para poder renovar la beca ya que los alumnos deberán aprobar más de la mitad de las materias del año que estén cursando.

Fuente: Noticias Argentinas