absa

El senador massista Hernán Albisu y concejales FR de Pehuajó presentaron un amparo colectivo. “La situación actual lesiona, restringe, altera y amenaza derechos y garantías”, plantearon.

El senador bonaerense del Frente Renovador Hernán Albisu, y concejales de ese espacio del distrito de Pehuajó presentaron una acción de amparo colectivo contra Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima (ABSA) por el deficiente servicio que presta a sus usuarios. En este sentido, solicitaron que la empresa suspenda el cobro hasta que preste un servicio “digno”. “La situación actual lesiona, restringe, altera y amenaza, con arbitrariedad e ilegalidad manifiesta, derechos y garantías explícitamente reconocidas por nuestra Carta Magna”, detallan en el texto elevado a la Justicia.

Asimismo, al momento de argumentarse la acción de amparo se focalizó en los derechos de los usuarios a que se les preste “un servicio digno, seguro, de calidad, regular y constante”. De esta forma, se requirió que, “hasta tanto se resuelva el objeto de la pretensión requerida, se dicte Medida Cautelar, con carácter de urgente, que suspenda el cobro del servicio, no prestado por la empresa demandada”.

En este sentido, Albisu sostuvo que «los inconvenientes que se observan en la prestación del servicio de ABSA son de tipo estructurales, no asegurando la empresa la provisión del líquido como ordena el Marco Regulatorio, bajo condiciones de continuidad, regularidad, cantidad, calidad y universalidad».

En tanto, el senador massista que preside la Comisión de Usuarios y Consumidores en la Cámara Alta bonaerense solicitó que ABSA implemente «medidas paliativas para asistir a los usuarios tales como bidones con agua potable o camiones cisternas para llenar los tanques domiciliarios y de las instituciones educativas y de bien público que así lo requieran de acuerdo a su necesidad».

Por su parte, el concejal de Pehuajó Pablo Lanik subrayó: “La situación de incumplimiento permanente y crítico actual en cuanto a la provisión del servicio de agua potable en la ciudad de Pehuajó, alcanza a la totalidad de los habitantes, sin distinción del sector donde éstos residan. Del  total de usuarios, aproximadamente un 60% recibe agua de manera discontinua y en volúmenes insuficientes”.

Además, el edil explicó “el resto no recibe agua la mayor parte del año por parte de la prestadora. Es importante mencionar que aproximadamente un 90% de los usuarios pehuajenses han implementado a su costo sistemas alternativos de recepción y elevación del agua proveniente de la red”.

Vale recordar que, días atrás, el intendente de ese distrito, Pablo Zurro (FpV), envió una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal, “a efectos de solicitar la urgente respuesta del gobierno de la provincia, ante el agravamiento de las condiciones del servicio de agua potable que presta la empresa ABSA a la ciudad de Pehuajó –cuya concesión depende del gobierno provincial-“.

En este sentido, el jefe comunal kirchnerista sostuvo: “Resulta preocupante para nuestra población, la falta de información por parte de las autoridades provinciales sobre la situación de la obra del nuevo acueducto y del funcionamiento de los nuevos pozos en la localidad de Moctezuma, sobre todo si se considera que en los últimos meses no se han observado trabajos de mantenimiento, ni de reparación en los acueductos que abastecen a nuestro distrito, verificándose inclusive numerosos encharcamientos en los bordes de la ruta, producidos por pérdidas de agua potable”.