loteria

La gobernadora María Eugenia Vidal designó al ex funcionario porteño Matías Lanusse como nuevo titular del Instituto de Loteria y Casinos de la provincia de Buenos Aires en reemplazo de Melitón López, quien renunció al cargo a comienzos de diciembre.

El flamante funcionario, que en lo formal iniciará su tarea el primer día hábil de 2017, cuenta con un particular historial de gestión.

Lanusse fue coordinador de la Unidad del Espacio Público (Ucep) durante los años 2008 y 2009 y fue uno de los más de 30 funcionarios porteños imputados en la causa por malos tratos a personas en situación de calle.

La denuncia, que involucró, además, al entonces jefe de gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, había sido presentada por la legisladora Liliana Beatríz Parada y apoyada por el CELS, la Defensoría del Pueblo y la Defensoría de la Nación.

La presentación recogía el testimonio de personas en situación de calle que acusaban a la Ucep de malos tratos y acciones violentas en la vía pública, en horas de la noche.

Esa causa le generó a Lanusse algunas objeciones al momento de presentarse como candidato comunero por el barrio de Recoleta, aunque no le impidió acceder al cargo.

Lanusse fue citado a declarar en la causa y, según refiere Demián Kofino, abogado del Observatorio de Derechos Humanos de Buenos Aires, “durante un allanamiento a las oficinas del organismo pudieron hallarse pruebas, que se agregan a los testimonios y videos que testimonian la presencia del propio Lanusse durante los hechos de violencia”.

Sin embargo, la investigación no prosperó y en julio de 2011 el juez Facundo Cubas, a cargo del Juzgado Criminal de Instrucción Nº 49, dictó la falta de mérito para todos los imputados. Aunque una parte del expediente de la causa se derivó a la Fiscalía Nº 13, a cargo del fiscal Daniel Roma.

Lanusse fue designado al frente de la Dirección General de Fiscalización en Vía Pública (Dgfvp), dependiente (al igual que la ahora desintegrada Ucep), del Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Por ese entonces, tuvo como jefe al que luego fuera titular de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Edgardo Cenzón.

El ex funcionario porteño, cercano a Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, se mudará ahora a la Provincia, en un cargo que durante este año generó varias internas.

López, amigo personal de Vidal, había iniciado una gestión basada en el combate del juego clandestino, pero cercana a las entidades oficiales del juego.

De hecho, había desestimado la propuesta del ministro de Economía, Hernán Lacunza, de elevar la alícuota de Ingresos Brutos aplicada al juego.

Indicaba que esta modificación impositiva podía motivar problemas financieros para el sector y despidos de personal.

El cambio impositivo finalmente se aprobó, aunque en el marco de un acuerdo político con el Frente Renovador y el peronismo.

Queda por observar si la llegada de Lanusse significará la continuidad de la gestión López o será la puerta de ingreso de Daniel Angelici, un empresario del juego y amigo personal del presidente Mauricio Macri.

Hace tiempo que «El Tano” busca consolidar poder en la Provincia y hasta la fecha no había logrado avanzar en su objetivo.