El intendente de Olavarría, pego el “faltazo” a una videoconferencia organizada por la Casa Rosada para dialogar sobre la inauguración de obras en la localidad. “”No voy a participar del acto ése, están inaugurando una obra que se inauguró hace 30 días”, arremetió el jefe comunal, quien además aseguró haber acordado con Daniel Scioli su ausencia en el evento.

 Eseverri cada vez mas alejado del Kirchnerismo no sólo se animó a decir que faltó al acto organizado por la Casa Rosada porque la fábrica que inauguró la Presidenta en su distrito ya existía. El intendente fue más allá: dijo que acordó su ausencia con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, por razones políticas.

 En un nuevo gesto de enfrentamiento con el cristinismo, el intendente peronista de Olavarría, José Eseverri, fue el gran ausente de la videoconferencia con la que la Presidenta presentó una inversión de la autopartista Bancor, radicada en su distrito. “Es que se inauguró hace 30 días”, explicó, en duros términos

 «No voy a participar del acto ése, están inaugurando una obra que se inauguró hace 30 días”, había avisado el jefe comunal antes de que Cristina Kirchner iniciara desde la Casa Rosada la cadena nacional en la que anunció la compra de los 409 vagones a China para las líneas de ferrocarriles Sarmiento y Mitre.

  Previo a ese anuncio, la Presidenta presentó por videoconferencia las inversiones que la automotriz cordobesa Bancor realizó en la Zona de Actividades Logísticas de Olavarría (ZALO), para inaugurar una planta de reconstrucción de neumáticos para el transporte.

 Se trata de una oportunidad por la cual la mayoría de los intendentes oficialistas se desviven, tanto en preparativos como en elogios a la mandataria. Pero cuando las cámaras enfocaron el escenario montado en Olvarría, Eseverri no estaba.

  En su lugar estaba la ministra de Industria, Débora Giorgi, y distintas banderas de las organizaciones kirchneristas, con mayoría de jóvenes de La Cámpora.

 Eseverri no se detuvo ahí: afirmó que acordó su ausencia con el gobernador. “La decisión de no concurrir la compartimos con Daniel Scioli porque [el acto] obedece más a razones políticas que a otra cosa”, lanzó durante una entrevista con un canal local, donde se informó que la planta había sido inaugurada el 30 de noviembre pasado.

 Sin embargo según publica el diario La Nación Scioli no sólo asistió al acto en la Casa Rosada, sino que ayer despejó las palabras del intendente. Aclaró que Eseverri le hizo saber que iba a faltar, pero rechazó que eso significara “estar de acuerdo” con su ausencia.