A raíz de la conferencia de prensa de hace una semana -en la que el equipo contable de la Municipalidad de Bolívar comunicó de manera oficial que la gestión anterior del escribano José Gabriel Erreca había dejado una «deuda millonaria» que asciende a los 16 millones de pesos-, el ex intendente radical salió al cruce y le respondió a Bucca a través de una carta publicada en el Diario La Mañana.

A continuación, la respuesta de Erreca:

Sr. Director

Con asombro he leído en su prestigioso diario el pasado martes declaraciones de funcionarios del área contable del Municipio de Bolívar, en las que nuevamente (¿hasta cuándo?) hacen referencia a la «deuda millonaria» que habría dejado mi administración. Entiendo que esta es otra manera vil de generar cortinas de humo (práctica habitual del kirchnerismo) a la hora de producir ajustes; en ese marco es que objetan el incremento de la masa salarial de los agentes municipales y la compra de herramientas y otros equipamientos, como es el caso del TOMOGRAFO, adquirido por el sistema de LEASING. En épocas electorales reconocían que «todo estaba bien» y que tan sólo había que «mejorar» algunas cuestiones.

Reitero que para las obligaciones asumidas por mi gestión quedaron los FONDOS DISPONIBLES en los distintos Bancos de nuestra ciudad, por $10.920.000; a lo que debe sumarse el importe correspondiente a la coparticipación provincial y la recaudación de tasas municipales del mes de diciembre, que asciende a unos $7.000.000.

Es lamentable que se siga discutiendo sobre el leasing, que tanto parece costarles entender; y que únicamente vean la columna del DEBE y no observen la del HABER.

Sr. Director, permítame expresarle que cuando tomé la decisión política de mejorar la condición laboral de los empleados municipales estaba convencido de que recomponer sus haberes en un 40% durante el último año era una medida JUSTA y REVALORIZABA sus salarios, por los cuales lucharon tanto tiempo.

Pensé que otorgarles la ESTABILIDAD LABORAL a los 193 agentes (aclaro que no se incorporaron en los últimos 60 días, ya que hacía tiempo que trabajaban) era reconocerles la trayectoria a su trabajo y brindarles tranquilidad a muchas familias bolivarenses.

Pensé que el aumento del valor de las horas extras al personal de enfermería, como así también su incorporación a la Ley de Carrera Médica Hospitalaria, significaba, en primer término, cumplir con un derecho y a la vez reconocer a aquellos que trabajan en algo tan importante como es la prestación de salud.

Pensé que con la puesta en funcionamiento del nuevo TOMOGRAFO -en forma conjunta con la Cooperadora del Hospital- se prestigiaba la Salud Pública del Partido y se brindaría a nuestros vecinos una valiosa alternativa en la atención de su salud.

En fin, pensé que valía la pena sacrificar parte del superávit presupuestario -actitud que tantas veces me demandaron el ex concejal y actual intendente Bucca y su bloque de concejales- en pos de beneficiar a los trabajadores municipales y a la Salud Pública del Partido de Bolívar. Es más, VOLVERIA A HACERLO SIN DUDAR.

Y también pensé que los «planteos electorales» del actual intendente eran serios y comprometidos, con verdadera capacidad de gestión.

Por último, sostengo que por el bien de los bolivarenses es hora de que los actuales funcionarios se aboquen a resolver las necesidades diarias y a prestar los servicios seriamente, como corresponde, y no a seguir buscando excusas y problemas donde no los hay. La verdad saldrá a la luz, es un hecho.

Mil disculpas a mis conciudadanos por lo trillado del tema, pero no estoy dispuesto a tolerar la infamia y la tergiversación de la información que se da a los bolivarenses, muchos de los cuales confiaron en mí. Sí, en cambio, estoy dispuesto a DEBATIR con el intendente Bucca sobre todas aquellas cuestiones que le generen duda.

Aprovecho esta oportunidad para saludar por su intermedio a los bolivarenses, y le agradezco la atención dispensada para conmigo.

Un fuerte abrazo,

Esc. José Gabriel Erreca