La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, ratificó hoy que el «policía que sea parte del delito» no formará «parte» de esa fuerza de seguridad y reclamó a la Justicia que «avance» en las denuncias en contra de los uniformados. «Aquel policía que sea parte del delito no será parte de nuestra fuerza», subrayó la mandataria provincial y remarcó que, por el contrario, aquel agente que cumpla con honestidad su trabajo «será apoyado» por su gobierno» y no «estará solo».

En el acto de entrega de equipamiento al grupo de elite Halcón, que tiene su sede en la Escuela Vucetich, Vidal sostuvo que los efectivos policiales tienen que saber que «no están más solos» y que «cuando salen a la calle a hacer un operativo hoy tienen todo lo que necesitan para sentirse protegidos».

Al ser consultadas por las denuncias contra integrantes de la Policía Bonaerense, como los casos de corrupción en jefes policiales de La Plata o La Matanza, Vidal puso la lupa sobre la Justicia.

«Nosotros hacemos hasta que nuestro marco legal nos posibilita, que es hasta la exoneración de la fuerza. Una vez que el policía está exonerado, hay una responsabilidad de la Justicia de avanzar cuando se encuentran sobres, cuando es indudable que hay un sistema de recaudación», sentenció.

Y ratificó que «no vamos a avalar eso ni vamos a ser cómplice de eso» y dijo que esperaba que «la Justicia de La Plata avance y avance de verdad» sobre la investigación sobre el presunto cobro de coimas por la que se exoneró a la cúpula de la Departamental.

Vidal destacó la decisión de haber nombrado a un equipo de civiles en la oficina de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense para trabajar de «manera independiente» y resaltó que a partir de sus investigaciones se determinó el apartamiento de 6.000 efectivos, de los cuales fueron detenidos 400.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)