La candidata a senadora nacional de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández, protagonizó, en plena campaña, una foto que esquivó durante los últimos seis años como presidenta: se mostró, en Lincoln, en un establecimiento rural bonaerense con productores afectados por “el aumento de los costos” y la “baja del consumo de leche”.

Cristina tuvo un doble contacto con productores rurales: primero en un tambo, donde conversó con varios chacareros, que le dijeron que están preocupados por el efecto combinado sobre la rentabilidad del sector de los aumentos del orden “del 300 por ciento” en los costos y de la caída en el consumo de leche. La suba del gasoil, la electricidad y el alimento para vacas fueron mencionados como clave.

Pero la Expresidenta, que mantuvo un duro conflicto en 2008 con las entidades ruralistas que se negaron a pagar un aumento de la alícuota de las retenciones a la soja, también se reunió con el presidente de la Sociedad Rural local, Aníbal Fernández, y otros productores locales, “quienes trazaron un panorama similar al del productor lechero”, informaron desde UC.

«Los productores sostuvieron que la devaluación provocó un fuerte aumento del alimento para los animales, bajando considerablemente el margen de rentabilidad», además de generar en «algunos casos» el «cierre total de los establecimientos lecheros», consignó ese frente en un comunicado. Además, de cara a las PASO, la ex presidenta visitó a los candidatos locales y seccionales de la región.

Con los mejores números de intención de voto en el conurbano, Cristina Fernández parece hacer focalizado el inicio de su campaña en el interior bonaerense: antes de esta aparición sorpresa en Lincoln lanzó su campaña en Mar del Plata, uno de los distritos que mantiene uno de los peores conjuntos de indicadores sociales de la provincia, en especial en lo referido al empleo.

 

Fuente:dib.com.ar