El presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Nicolás Massot, aseguró hoy que es «una trampa» discutir el incremento de la pobreza y la indigencia registrado el año pasado, según un informe de la UCA, y pidió tratarla «en su dimensión estructural».
Además, afirmó que a fin de año «la estadística va a dar en descenso» y dijo que el oficialismo «no va a salir a jactarse de que está bajando la pobreza porque tuvimos una paritaria un poco más alta que la inflación».
«Cómo se mide la pobreza es legítimo y hay que prestarle atención, pero es una trampa. Después de 35 años de Argentina con niveles de pobreza arriba de 25 por ciento, aún en años de crecimiento, lo que nos tenemos que preguntar es por qué si cuando crecíamos a tasas chinas, al 12 por ciento, no logramos bajar la pobreza al 30 por ciento, y no me refiero solo al Gobierno anterior sino también a la década del ’90», enfatizó.

En declaraciones a radio La Red, Massot pidió «tratar la pobreza en su dimensión estructural» y advirtió que «la generación de trabajo formal y estable es la única forma de salir de la pobreza y no que estemos discutiendo si es 32 o 33 por ciento».
Ayer, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) presentó un informe en el que concluyó que en los primeros nueve meses de 2016 un millón y medio de personas cayó en la pobreza y 600 mil de ellos en la indigencia.
En ese marco, el diputado resaltó que el Gobierno «reconoció y no discutió los números» desde el inicio de la gestión del presidente Mauricio Macri, en diciembre de 2015, y aseguró que el informe de la UCA que presentó el año pasado «dio 34,5 por ciento».
«Lo que aumenta la pobreza es lo mismo que se dio el año pasado con la inflación. Ahora, la discusión de la inflación es si baja más rápido o más lento, pero no hay discusión de que está bajando», añadió el funcionario.

 

Fuente: Agencia de Diarios y Noticias (DYN)