El paro docente que los gremios bonaerenses anunciaron tras rechazar una nueva oferta del Gobierno comienza a tomar forma y sería en la primera semana de abril, aunque la gobernadora María Eugenia Vidal volvió a pedir hoy que el diálogo se desarrolle «con los chicos en las aulas».

A poco más de dos semanas del inicio del ciclo lectivo, el conflicto docente se sigue tensionando y ahora el punto de conflicto es el paro que anunciaron ayer los sindicatos a la salida de la reunión paritaria en la que rechazaron un aumento del 15%, en tres tramos, más plus por presentismo y capacitación.

Mientras desde el Frente de Unidad Docente (FUD) advierten que la medida es indeclinable y que se realizaría en los primeros días de abril, la gobernadora Vidal pidió nuevamente que la negociación se desarrolle sin suspender las clases.

«Creo que ya dimos un paso adelante, ya que seguimos dialogando, pero con los chicos en las aulas. Espero que sigamos por el mismo camino», apunto la mandataria, consultada sobre la temática, mientras recorría una planta de reciclado en el distrito de Coronel Suárez.

A pesar del pedido de la gobernadora, el titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, detalló que el paro «seguramente sea la primera semana de abril», aunque lo definirán en los próximos días. Es que, los sindicatos entienden que la medida de fuerza es responsabilidad del Gobierno por realizar propuestas similares en las cinco reuniones que mantuvieron para hablar de salarios.

«Hasta aquí, hemos dado señales de diálogo pero ellos no dan variantes sobre el aumento salarial. Hemos realizado infinidad de acciones, como ruidazos, movilizaciones y marchas de antorchas, pero si el Gobierno no tiene la decisión política de superar esta instancia con una propuesta que nos merezcamos, vamos a ir un paro, indudablemente», explicó la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini.

 

Fuente: dib.com.ar