El Ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, descargó en la conferencia de ayer las posibles responsabilidades políticas de los incidentes producidos en el recital del “Indio” Solari en el intendente municipal Ezequiel Galli (Cambiemos) al asegurar que “como lo habilitó, el intendente pudo haber suspendido el show”.
“Quien habilita un evento masivo de estas características es cada una de las intendencias. La Justicia está investigando las responsabilidades penales”, aseguró esta tarde el funcionario bonaerense, quien arribó a Olavarría para supervisar el rastrillaje preventivo que realiza la Policía Bonaerense para encontrar a jóvenes que aún permanecen perdidos.
Ritondo confirmó que “las condiciones (del evento) las firma el Municipio. El lugar tenía una cantidad de personas, ese lugar mismo daba para ampliarlo, me parece que no hay que jugar con el servicio que se le da a una persona”. En ese marco, aclaró que la posible decisión de suspender el show “es del intendente. Como lo habilitó, pudo haber suspendido el show”.
“Quienes autorizan los eventos son los municipios. A partir del convenio firmado bomberos y policía se diagraman medidas de seguridad y el personal. Si se prevé más gente es una nueva visión, con la gente que se hizo que hubo, si fueron 300 mil, se hubiera necesitado el doble de la policía”, reconoció el ministro de Seguridad, quien indicó que “todo parte de que la cantidad de gente que estaba habilitado y tendría que haber ido no fue. Todo se rebalsó. Tenían prácticamente armado para las 150 mil personas”. En tanto, manifestó que “el refuerzo policial, cuando se preveía que llegaba más gente que las 150 mil personas que habían informado la producción, llegó “desde el momento en que nos enteramos y pudimos movilizar. El recital comenzaba, la gente estaba adentro. Había que resguardar la salida y la ruta”.

En la conferencia de prensa realizada en el cuartel de bomberos de Olavarría, Ritondo dio detalles sobre el rastrillaje preventivo que se realiza en la localidad para dar con personas desaparecidas, pero “pidió tranquilidad a las familias” ya que “se revisaran en todos los lugares donde pudiera haber fallecidos, en morgues y hospitales» de sitios cercanos, y que allí “no hay ninguna persona fallecida”.
En ese marco, Ritondo pidió a quienes buscan a familiares perdidos desde el sábado que “formalicen las denuncia de solicitud de paraderos, no solo que se haga la búsqueda a través de medios y redes sociales”. Y precisó que al número 911 legaron 3661 llamadas “pero no hay denuncias formalizadas”.
Sin embargo, dijo que “si hay alguien que cree ha visto algo de esos comentarios que hay, de que había personas que no estarían vivas, que haga las denuncias. Hoy la justicia ha ratificado que hubo dos muertos”.

 

Fuente: www.dib.com.ar