A raíz de las gestiones efectuadas por el intendente José Inza ante el Gobierno Provincial,  el municipio recibió ayer $1.500.000 provenientes del Tesoro Provincial que se destinarán a sanear las urgentes dificultades financieras por las que atraviesa la municipalidad. Cabe remarcar que se trata de aportes no reintegrables.  

El jefe comunal agradeció al gobernador Daniel Scioli y su equipo por la preocupación manifestada ante la crítica situación financiera del municipio a partir del aumento exponencial de la deuda flotante.

“Ante esta urgencia nuestra gestión comenzó a hacer trámites y mantuvimos varias conversaciones conla Provinciapara ver de qué manera podían darnos una ayuda para atenuar el impacto de los compromisos asumidos por la gestión anterior. Gracias a esas gestiones logramos nos dieran este adelanto. Esto ocurre cuandola Provinciaverifica que el municipio se encuentra en una situación delicada de tipo financiera como evidentemente ha encontrado aquí y como se comprobó en otros municipios recuperados por el Frente parala Victoria”, expresó Inza.