El Hospital de 25 de Mayo sigue invirtiendo en mejoras edilicias y de servicios.

Finalizado el lugar para familiares de los internados en terapia intensiva que se hizo en un espacio que estaba en desuso,se adecuó una sala emergencias, instalando dos camas y dotándola de todos los elementos necesarios, tales como oxígeno central, aire comprimido y aspiración. Además, realizaron un shockroom más espacioso para una mejor atención de las emergencias.

El director médico, Fabián Galeano, dijo que la próxima etapa del proyecto consiste en «cerrar a los costados del techo donde se bajan los pacientes en el sector de guardia, haciendo de un lado la sala de espera, y del otro dos consultorios. Y de ahí hasta donde termina la calle, un nuevo techo para permitir el descenso de pacientes cuando llueve».

La cuarta y última etapa prevé modificar los consultorios de guardias y crear una terapia intermedia, pues el Unzué «se desarrolló mucho en patología aguda y crítica, pero hay pacientes que no son para sala y tampoco para terapia intensiva, por eso deberíamos tener un nivel intermedio».