Audiencias poeblicas en las que diferentes medios period'sticos, organizaciones sectoriales y de DDHH, se pronunciaran sobre el proyecto de ley que propone declarar de interes poeblico la fabricaci-n, comercializaci-n y distribuci-n de pasta celulosa y de papel para diarios. Encabezan la audiencia la diputada Juliana di Tullio y el diputado diputado Vargas Aignasse Foto Anibal Greco 16_09_10

Así lo expresó la diputada nacional Juliana Di Tullio, en relación a la negativa de dar quórum por parte de aquella fuerza, para el tratamiento en la cámara baja de la ley antidespidos.

La diputada nacional Juliana Di Tullio aseguró que el Frente Renovador de Sergio Massa, que el pasado jueves se negó a dar quórum para aprobar la ley antidespidos, colocó al kirchnerismo en una «encerrona compleja».

La legisladora del Frente para la Victoria aclaró de todos modos que continúan las conversaciones tanto con el massismo como con los actores sindicales y senadores de los distintos bloques de la oposición para intentar darle media sanción el miércoles al proyecto que establece la doble indemnización en caso de despidos.

«No hay un solo camino, no es ´modificaciones sí o sí o se terminó´. Me parece que hay que volver a hablar con las centrales sindicales para ver qué quieren y hay que hablar con el Senado para ver si acepta cambios. Hay un camino de diálogo para ver qué lográs el miércoles», precisó en declaraciones radiales.

Tras el fracaso de la semana anterior, cuando el kirchnerismo no pudo reunir el número suficiente de diputados para aprobar la norma que ya tenía media sanción, ahora el Frente para la Victoria cavila entre insistir en su propio dictamen sin cambios o bien habilitar un nuevo proyecto con el aval de las distintas bancadas opositoras.

Consultada acerca de si el Frente para la Victoria aceptaría votar el dictamen del Frente Renovador, que impulsa modificaciones a favor de las pymes, Di Tullio respondió: «No lo sé, yo estoy diciendo que hay conversaciones. No es momento de definiciones, es momento de más diálogo».