mauricio macriEl Presidente consideró que el hombre que persiguió con su auto, embistió y mató a un delincuente en Zárate debería estar con su familia «mientras la Justicia decide por qué paso, por qué sucedió».

En una entrevista que le concedió esta mañana a radio La Red, el primer mandatario aludió al carnicero Daniel Oyarzún al abordar el tema de la seguridad.

«En esta década que pasó, otra de las tantas mentiras era decir que acá no había problemas de inseguridad. Acá hay problemas graves de inseguridad que llevan a la desesperación, que llevan a situaciones como las del carnicero», expresó Macri.

Y a continuación añadió: «Además, quiero decir que más allá de toda la reflexión que tenga que hacer la Justicia en la investigación, si no hay riesgo de fuga, porque es un ciudadano sano, querido, reconocido por la comunidad, él debería estar con su familia tranquilo, tratando de reflexionar todo lo que pasó mientras la Justicia decide por qué pasó, por qué sucedió esta muerte que tuvimos».

«Insisto -añadió el presidente- que este es un camino que hay que empezar a recorrer, que hemos empezado a recorrer, que va desde capacitar a la Policía, mejorar el accionar de de la Justicia, mejorar la prevención».

«Ahí es fundamental la educación, que los chicos terminen el colegio, lleguen al colegio en condiciones de aprender, hay mucha tarea por hacer, lo bueno es que lo podemos hacer, los argentinos sabemos cómo hacerlo, lo hemos comenzado a hacer, hay gente capaz en este país que es la que debe hacerse cargo, gente capaz y honesta que utilice el presupuesto público para solucionar problemas y no en beneficio propio», concluyó Macri.

El episodio al que hizo referencia el presidente sucedió el pasado martes cuando dos ladrones entraron a robar a una carnicería de Zárate y en su huida, durante la que efectuaron disparos, fueron perseguidos por el dueño del comercio en su auto.

A unos 400 metros del local, el carnicero embistió la moto de los delincuentes y, mientras uno escapó a pie, el otro quedó aprisionado entre el vehículo y un semáforo, gravemente herido, mientras era insultado y golpeado por vecinos del lugar.

El joven murió más tarde y el carnicero quedó detenido por homicidio simple tras declarar ayer que su intención no fue matar al ladrón sino recuperar el dinero que le habían sustraído.