El conflicto que mantiene el municipio con los empleados nucleados en SOEMPA, parece no legar a buen puerto. Ayer se concretó el decimo tercer día de acampe de los trabajadores en el Veredón municipal en reclamo de una recomposición salarial del 30% y al momento no se vislumbra un acuerdo luego de la reunión fallida del pasado miércoles.

Al despliege de carpas que se puede observar en el lugar, ahora se le sumó la visita de la Virgen de la Medalla Milagrosa que llegó, según comentaron, “para acompañar a los trabajadores”

Cabe destacar que los trabajadores del SOEMPA cumplen dos semana de acampe en el Veredón municipal en reclamo de un incremento salarial, mejoras en las condiciones laborales y en las relaciones personales entre funcionarios y empleados.