chanchos

El presidente de la Asociación de Productores Porcinos bonaerense (Apropoba), Alejandro Lamacchia, sostuvo hoy que el 20 por ciento de los productores porcinos de la provincia de Buenos Aires dejó la actividad durante el primer semestre del año, como consecuencia de la apertura de las importaciones y el aumento de los costos. Asimismo, se mostró preocupado por los recientes anuncios sobre el ingreso de carne porcina proveniente de Canadá.

Lamacchia señaló a DIB que en la segunda parte del año la actividad “está en alza”, debido a que existe “un consumo estacional histórico que crece de septiembre a marzo”, pero sostuvo que los productores que quedaron en pie luego de “un primer semestre excesivamente cruel” se encuentran pagando deudas y aún no pueden recuperarse.

“Aspiramos a que el precio del cereal se mantenga, sino será muy difícil y posiblemente tengamos nuevas bajas”, advirtió. Y en ese sentido, sostuvo que desde el sector también esperan que se conserve una diferencia de precio “amplia” entre la carne vacuna y de cerdo que promueva su consumo.

En este contexto, un proyecto de ley presentado por la diputada del Frente Renovador, María del Huerto Ratto, que busca promover el consumo de carnes alternativas, fue aprobado recientemente por la Comisión de Asuntos Agrarios de la Cámara de Diputados.

A través de esta iniciativa, se busca crear el Instituto de Promoción de Carnes Alternativas (IPCA), que entre otros objetivos, intentará “estabilizar los precios de estos productos a lo largo de todo el año”, fortalecer las producciones locales y cuidar el empleo.

“La diferencia entre los precios de la carne bovina y porcina ha ido decreciendo y eso puede afectar la actividad porque culturalmente estamos más acostumbrados a comer carnes rojas”, consideró Lamacchia. No obstante, rescató que aún “mucha gente se vuelca hacia el consumo del cerdo porque sigue siendo mucho más económico”.

PREOCUPACIÓN POR IMPORTACIONES

En otro orden, Lamacchia se mostró preocupado por el futuro ingreso de carne de cerdo proveniente de Canadá, anuncio que realizara días atrás el presidente Mauricio Macri en el marco de la visita del Primer Ministro de ese país, Justin Trudeau.

“Vamos a reclamar con las asociaciones nacionales para que no se concrete esa medida que está prevista para agosto de 2017. La importación de carne de cerdo este año creció alrededor de un 130 por ciento. Estamos muy preocupados porque ya tenemos que lidiar con la carne que ingresa congelada desde Brasil, Dinamarca y España”, señaló.

Y en ese sentido, agregó que días atrás participaron en San Pedro de las jornadas de producciones intensivas, donde expresaron au preocupación por el tema al jefe de asesores del presidente, José Torello.

Asimismo, Lamacchia dijo que esperan que el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, establezca una fecha para el tercer encuentro de la Mesa Porcina bonaerense, que desde su creación en agosto pasado se reunió dos veces. “Tenemos el compromiso del ministro de que se realizará el mes que viene en Tandil”.