En un principio el Servicio Penitenciario había asegurado que no hubo evasiones tras la revuelta, que se produjo poco antes de la medianoche. Ahora, y luego de hacer un recuento, detectaron dos detenidos menos. 

María Florencia Piermarini, jefa del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires, confirmó que luego del recuento de internos se comprobó la ausencia de dos de ellos, quienes habían aprovechado para escaparse durante el motín que tuvo lugar en las últimas horas del miércoles.

Un grupo de al menos 20 internos intentó cortar el alambrado para ganar la calle; sin embargo, esta acción fue detectada por el personal penitenciario de guardia, tras lo cual se inició la revuelta. «Anoche esto fue un lío muy grande, se habla de que se fugaron muchos presos, pero creo que todavía no hay nada oficial», aclaraba uno de los vecinos.

Pese a que en un primer momento se minimizó el hecho, desde el Servicio Penitenciario se informó ahora que se detectó que dos internos ya no se encontraban allí: Teodoro Carlos Rueda Miranda y Jonhatan Andrés Aybarn Barbosa, quienes gozaban del beneficio de régimen carcelario abierto concedido por disposición de las autoridades judiciales competentes.

En noviembre del año pasado dos internos saltaron el alambrado perimetral, de tres metros de alto, y se fugaron en un remis. La policía identificó a los evadidos como Hugo Darío Olmos Echaniz, de 32 años, y Pablo Llorente Ferreyra, de 30, quienes purgaban condenas por robo.