Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires enviaron hoy una imagen de unidad al Gobierno bonaerense y le pidieron que “baje el nivel de conflictividad” en torno a la paritaria sectorial, al tiempo que definieron un cronograma de consulta a las bases para comenzar a delinear las posibles medidas de fuerza.

Los referentes provinciales de Suteba, FEB, UDA, Amet, Sadop (todos nucleados en el Frente Gremial) y de la cegetista Udocba (que por primera vez se sumó a las reuniones conjuntas) mantuvieron hoy un encuentro en La Plata.

El objetivo fue dar una imagen de unidad frente a los cuestionamientos de funcionarios del Gobierno provincial, principalmente dirigidos al titular de Suteba, Roberto Baradel. En ese marco, el dirigente de CTERA a nivel nacional señaló que “entendemos que esto es una paritaria, no una guerra. Pero la Gobernadora lo plantea en esos términos”.

Durante el encuentro, los referentes gremiales definieron realizar, entre mañana y el miércoles, jornadas de debate en todas las escuelas bonaerenses, con el objetivo de interiorizar a los docentes sobre la actual situación de la negociación paritaria y comenzar a definir las posibles medidas de acción, que podrían derivar en un paro de 48 horas desde el lunes 6 de marzo, la fecha prevista para el inicio de clases.

Con el resultado de los encuentros, el próximo viernes se realizará una reunión de delegados para analizar los resultados de las consultas, mientras que a mediados de la próxima semana volverán a reunirse los principales referentes gremiales para evaluar los pasos a seguir. En ese marco, y dependiendo del estado de las conversaciones con el Gobierno, podría surgir un primer anuncio de medidas de fuerza.

Además, la dirigencia docente analiza la posibilidad de delinear un plan de acción conjunto que incluya marchas y protestas en diferentes puntos de la provincia, con el objetivo de presionar por un mejor acuerdo paritario antes del inicio del ciclo lectivo.

El lunes pasado, en la primera reunión formal entre el Gobierno y los gremios, la Provincia ofreció un incremento del 18% en cuatro cuotas ajustables de acuerdo a la inflación que mide el Indec, algo que fue rechazado por los representantes docentes.

En un comunicado emitido hoy, los gremios acusaron al Gobierno de haber incumplido con la implementación de la cláusula de la paritaria 2016 de monitoreo salarial, y reclamaron por una pérdida de poder adquisitivo de entre un 8 y un 10%. Además, indicaron que la oferta oficial “representa 250 pesos de aumento en cada una de ellas”, y vaticinaron que “a octubre 2017 los docentes continuarán por debajo de la línea de pobreza”.