peña diputadosEl jefe de Gabinete aseguró que “aún el nivel de pobreza es inaceptable” y se pronunció a favor de “terminar con el narcotráfico” y lograr una Justicia independiente, en una sesión informativa.

La sesión se inició con una polémica a partir de un planteo de la diputada del Frente de Izquierda, Miryam Bregman, quien pidió votar en el recinto un repudio “al golpe institucional en Brasil”, pero el oficialismo a través del presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, aclaró que no podía ser sometido al pleno, debido a que se trataba de una sesión informativa del jefe de Gabinete y no correspondía de acuerdo al reglamento tratar otro tema.

Antes de la exposición del jefe de Gabinete, la primera de la gestión del gobierno de Mauricio Macri, la Cámara baja rindió homenaje al diputado radical cordobés y ex intendente de La Cautiva, Gerardo Bellocq, quien falleció ayer a la madrugada a los 48 años en un accidente de tránsito en la provincia de Buenos Aires.

Al iniciar su informe, Peña repudió la situación que atravesó el ex secretario Legal y Técnico y ex candidato a vicepresidente del FPV, Carlos Zannini, cuando viajaba a Estados Unidos y sostuvo que “no hay escraches buenos ni malos», al afirmar que “todos somos iguales y todos debemos responder ante la ley, pero si queremos construir una sociedad democrática debemos ser respetuosos”.

Tras felicitar al Parlamento por la aprobación de la ley que permitió la salida del default que, dijo, “permitió cerrar una herida de los últimos 15 años”, el jefe de Gabinete precisó los tres objetivos del gobierno de Mauricio Macri: “pobreza cero, terminar con el narcotráfico y la invitación a unir a los argentinos”.

Sostuvo que “aún el nivel de pobreza es inaceptable”, al considerar que “hay una enorme oportunidad de reducir esa brecha a partir de una agenda de desarrollo y de empleo” y puso de relieve la necesidad de “unir la agenda de la lucha contra la pobreza con la agenda de desarrollo y generación del empleo”, al advertir que “el trabajo es el que saca de la pobreza y permite generar un horizonte de futuro”.

En su exposición, el jefe de Gabinete hizo referencia además a la agenda del desarrollo del campo “con impacto en las economías regionales”, al señalar que esa situación “permitió que se ponga en marcha una agenda de desarrollo y de movimiento económico para dinamizar otros sectores como la metal mecánica, la agroindustria, la producción de alimentos y las pymes”.

“Era imposible si no generábamos las condiciones”, aseveró Peña, quien mencionó entre otras medidas “la unificación cambiaria, un plan financiero que diera previsibilidad tendiente a reducir la inflación, la normalización del comercio, la eliminación de los cepos y también trabajar en abrir los brazos a los países del mundo y discutir una agenda que estaba postergada”.

También puso de relieve la importancia del rol del Estado en la economía y anticipó que se abrirá próximamente una licitación en materia de energías renovables que, dijo, “abre un nuevo capítulo que tiene un enorme desarrollo hacia adelante para recuperar la soberanía energética”, al afirmar que “es una prioridad central que va de la mano extender y construir”, a la vez que pidió ir “hacia un consumo más responsable en nuestros domicilios”.

Peña destacó además las medidas para la protección de los más vulnerables como la extensión de la asignación por hijo y la reducción del IVA para la canasta básica, entre otras, que la cámara baja comenzará a debatir en la próxima semana.

Anticipó que el gobierno nacional avanzará en los próximos meses en enviar proyectos vinculados a la reforma política “para mejorar la calidad de la democracia”. Peña aseguró el gobierno “quiere una Justicia que no se mete en su tarea porque debe ser un poder independiente y debe trabajar con la libertad necesaria» y abogó por un Poder Judicial «más moderno, más cercano a la gente y más eficiente a la hora de aplicar Justicia».

Por otro lado, se pronunció a favor de “terminar con el narcotráfico: creemos que hubo inacción o incapacidad para detener el narcotráfico en los últimos años” y consideró que se trata de una política que “va más allá de un gobierno”, al advertir que “es una de las mayores amenazas a nuestra calidad democrática que corrompe y mata”.

“Si no estamos unidos en mejorar capacidad de Estado, si no nos podemos poner de acuerdo en esto, vamos a estar en una sociedad que va a estar empobreciéndose”, enfatizó Peña, quien consideró que existe “una enorme brecha entre lo que somos hoy y lo que podemos ser, por eso tenemos que trabajar juntos”.